Pulperos hallaron una misteriosa estatua en la costa

Creen que puede estar vinculada a la leyenda de los caballeros templarios.

Las grutas. La historia se remonta a principios de 2018 y desde entonces alimenta un enigma que aún no fue develado, a pesar del interés de científicos para esclarecerlo pero que no llegó a instrumentarse.

La protagonista es una estatua de poco más de 20 centímetros que encontró una vecina de San Antonio que desde hace muchos años se dedica a la captura artesanal de pulpos. El hallazgo se produjo en el Fuerte Argentino, la planicie ubicada a 36 kilómetros al sur de Las Grutas, que se distingue en el horizonte por su forma trapezoidal.

Te puede interesar...

A ese lugar, según plantea una hipótesis (apuntalada por una fundación llamada Delphos), arribó en el 1300 un grupo de caballeros templarios, custodios del Santo Grial, la copa de la que bebió Jesús en la última cena. Supuestamente trajeron el cáliz para protegerlo (junto a otro material) y lo escondieron en algún lugar de la meseta de Samuncurá, en una ciudad subterránea.

Esta teoría, validada por algunos vecinos conocidos, la saben también los pulperos, e indefectiblemente la relacionaron con la escultura, que sugiere una figura religiosa típicamente occidental de siglos atrás.

La aparición de la estatua causó conmoción en San Antonio. Son varias las hipótesis de su origen.

La aparición causó enorme conmoción en la comunidad de recolectores, que es importante aquí, pero así y todo no trascendió más allá de unos pocos familiares y conocidos, que guardaron celosamente el secreto.

Quieren conservar la obra ya que la consideran un símbolo que los representa, y en la apreciación se mezclan también pensamientos místicos. Por eso temen que se la secuestren las autoridades, pues podría calificarse como una reliquia histórica y patrimonio estatal. Entonces estarían obligados a entregarla.

De todos modos, y pasado el tiempo, decidieron terminar con el hermetismo y arriesgarse a compartir el suceso públicamente tiempo después del hallazgo.

Elsa Carriqueo y Marcelo “Chelo” Cejas, sobrina e hijo de Amelia Rolando, la pulpera de 72 años que descubrió la efigie, coincidieron en que se debería saber por el valor histórico qué podría significar la estatuilla y el impacto que generaría en la difusión de la zona.

Permitirán que se analice el material

era una tarde de enero del año pasado cuando amelia notó semienterrada una escultura blanca. Con la mayor reserva la pieza fue llevada a san antonio y le retiraron conchas marinas y resto del material que el tiempo había adosado. admiten que están dispuestos a ceder la estatua para que le realicen análisis y estudios que determinen la fecha de fabricación.

LEÉ MÁS

JetSMART, la low cost que operará en Neuquén, sacó a la venta sus pasajes desde $1

Nación lanzará la licencia de conducir digital válida para todo el país

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario