El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
57% Hum
LMCipolletti cosecha

Los primeros números de la cosecha de peras y manzanas argentina

Finalizada la cosecha de peras y manzanas en el Valle de Río Negro y Neuquén, se destacan los números de la primera especie. Exportaciones, en alza.

Cerrados los números del primer cuatrimestre del año, la cosecha comercial de pomáceas del Valle de Río Negro y Neuquén estaría ubicándose en la presente temporada en torno a las 969.800 toneladas, volumen que representa una caída del 2% en términos interanuales.

Embed

La estadística surge de los datos que elaboran el Servicio de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y de la secretaría de Fruticultura de Río Negro, y en ella se observa que, si bien los niveles de producción son relativamente estables, hay grandes diferencias entre la evolución que muestra la cosecha de peras y la de manzana.

Te puede interesar...

En la primera de las especies mencionadas, la cosecha comercial esperada se ubica, con el cierre de la estadística al 30 de abril, en las 582.500 toneladas, cifra que refleja una suba del 2% respecto del mismo período del año anterior y el volumen más alto de las últimas cinco temporadas.

Desglosando las estadísticas, se puede observar un leve crecimiento sobre las exportaciones -de poco más del 2%- y fuertes caídas en destinos como el mercado interno (-24%) y la industria (-15%).

Embed

Pero tal vez el dato más llamativo está dado en el importante incremento que registraron los stocks de peras almacenados al 30 de abril. La estadística oficial muestra que alcanzaron las 229.500 toneladas, un volumen 28% superior al de la temporada anterior y récord registrado en la última década.

La gráfica adjunta detalla lo mencionado, y contrasta con las primeras estimaciones existentes hacia fines del año pasado donde se proyectaba una caída de la cosecha comercial del orden del 7% en relación al año anterior. Independientemente de toda la estadística presentada, seguramente los volúmenes se irán ajustando en la medida que avance la cosecha, como ocurre en cada año.

En términos absolutos, existen en las cámaras frigoríficas cerca de 50.000 tonelada más respecto del cierre de abril de 2023, un número que, sin lugar a dudas, abre varios interrogantes de cara al segundo semestre comercial del año.

Menos manzanas

Algo distinto ocurre con las manzanas. Según los datos consolidados al 30 de abril del corriente, la cosecha comercial de la especie se ubicaría en las 387.300 toneladas, volumen que refleja una caída cercana al 8% en relación al corte del 30 de abril del año anterior. En términos absolutos, las pérdidas serían de unas 33.000 toneladas.

Embed

Tal como refleja el gráfico adjunto se observa, en esta primera parte del año, un crecimiento de las exportaciones (+17%) y lo colocado en el mercado interno (+4%). La industria la que se llevo la peor parte; hacia este destino se orientaron 79.500 toneladas de manzana, cifra que refleja un desplome interanual del 35%. En términos absolutos, equivale a unas 43.000 toneladas menos que fueron a la industria.

Metodología del trabajo de cosecha

Los datos presentados en este trabajo se rescatan de informes oficiales realizados por el SENASA y la secretaria de Fruticultura de Río Negro con corte al cierre de abril, recién iniciada la temporada. Existen algunos desvíos que se deben tener en cuenta al analizar las tendencias y números finales obtenidos.

-La estadística comercial suministrada por el SENASA no contempla la oferta de fruta que se comercializa en la región patagónica. Según información del sector privado, este mercado ubicado al sur del río Colorado representa menos del 5% de las ventas totales que se orientan al mercado interno de todo el país.

-Los stocks en las cámaras frigoríficas que contabiliza la secretaría de Fruticultura de Río Negro, contempla solo el 79% -en promedio- de las cámaras existentes en su territorio y no toma las existentes en Neuquén, que, cabe la aclaración, tienen una incidencia mucho menor.

-La comercialización de manzanas de una temporada comienza en febrero/marzo y finaliza en el mismo período del año posterior. Los datos tomados en este análisis toman como cierre en diciembre (año calendario), por lo tanto, hay que tener en cuenta que los dos primeros meses del año corresponden a la temporada anterior. En todos los años tomados se estandariza esta variante.

Independientemente de estas aclaraciones, y los desvíos que pudiesen existir, los números presentados buscan, ante todo, mostrar tendencias.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario