El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
58% Hum
LMCipolletti

Por esquivar un pozo, un taxi terminó dentro de una zanja

Sucedió en el barrio Villarino. Como consecuencia el vehículo sufrió serios daños y aún permanece fuera de servicio.

El chofer, Lucas Bastías, pide que alguien se haga cargo de la situación, ya que el auto es su única herramienta de trabajo.

El domingo alrededor de las 6 de la madrugada, un taxi de la empresa Solo Dos se precipitó en una zanja, provocando importantes daños materiales en el vehículo.
El chofer, Lucas Bastías, explicó que transitaba con pasaje por la calle Jorge Newbery al 1.900 –en pleno barrio Villarino- bajo una intensa lluvia. Allí divisó un pozo y maniobró para esquivarlo, pero no contó con que el agua acumulada había tapado una importante canaleta en la que finalizó incrustado el auto.
Ni el conductor del taxi ni el pasajero sufrieron heridas de consideración. Sin embargo, el vehículo sufrió daños significativos, habiéndose roto el tren delantero, una de las ruedas traseras y la amortiguación.
Bastías lamentó lo sucedido, principalmente porque se quedó sin su única e indispensable herramienta de trabajo: el auto. Se trata de un Chevrolet Corsa full modelo 2009, que hasta el fin de semana se encontraba en un impecable estado. “Se me rompió todo, el coche quedó totalmente inutilizado”, remarcó, mientras que recordó que en el lugar no estaba debidamente señalizado el desnivel de la calzada.
En tanto hoy el taxista se mantiene parado y sin poder contar con la recaudación habitual ya que no tiene el dinero necesario para completar la reparación del rodado.
“Yo no sé quien hizo esa zanja, pero alguien se tiene que hacer cargo de esta situación, no puede ser que por impericia de algunos yo me quede sin trabajar”, remarcó el taxista,
Asimismo, aseguró que “desde el Municipio constantemente nos exigen cosas, pero ellos no se mueven nunca para hacer nada”.
Además, el chofer dijo que las calles de la ciudad se vuelven un real peligro durante los días de lluvia, por lo que muchos prefieren guardar los taxis. “A nosotros nos piden que trabajemos a pesar de las tormentas, que vayamos a todos los barrios, pero después pasan estas cosas y nadie se hace cargo”, concluyó.
 
Mala racha
El año para Bastías empezó mal, tal como había finalizado el 2012. Y es que el 19 de diciembre, el mismo taxista había sido víctima de un violento robo en Ferri, cuando un delincuente se llevó toda la recaudación luego de amenazarlo con un arma blanca.
Tras lo sucedido pudo ponerse en contacto con sus compañeros a través de la radio, cuando éstos ya se encontraban en su búsqueda.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario