El clima en Cipolletti

icon
Temp
93% Hum
LMCipolletti novio

Denunció al novio de la hija porque se hace "el macho"

Ocurrió en Allen. El hombre se fue a vivir a la casa de la novia, pero su suegra lo acusó de agresivo y pidió que se fuera. La jueza de Paz hizo lugar y lo excluyó, entre otras medidas de resguardo.

Una vecina de Allen denunció al novio de su hija por su carácter violento y actitudes machistas. Contó que iniciaron la relación afectiva en noviembre del año pasado y que se instalaron en un departamento situado en el fondo de su casa, que ella que le cedió a la chica.

Sin embargo, resaltó que, desde ese momento, SFD (así lo identifican al acusado) “le da una mala vida” y que en ese contexto “la golpea, le grita”.

Te puede interesar...

Pero además sostuvo que también con ella se porta de manera hostil, al asegurar que “en varias ocasiones me ha enfrentado con insultos, haciéndose el macho”.

Excluído con prohibición de acercamiento

Estoy cansada de esta situación y no lo quiero más en mi casa”, resaltó la mujer, por lo que pidió que lo saquen del domicilio y que le impongan la prohibición de acercamiento y que no moleste a ella ni a su familia.

Agregó que, si la hija no estaba de acuerdo, “tomaré la decisión de solicitar que ella también se vaya”.

La presentación policial fue girada al Juzgado de Paz, cuya responsable suplente, Beatriz Morante, resolvió el último martes admitir el pedido de la mujer y ordenó a SFD retirarse del inmueble. Para que se cumpliera la medida, instruyó concretar la diligencia a un Oficial de Justicia y que si era necesario se debía requerir el auxilio de la policía.

Como complemento a esa disposición, le ordenó al acusado la prohibición de acercamiento a menos de 200 metros de la suegra y su grupo familiar, tanto de su domicilio como de su lugar de trabajo y otros ámbitos de concurrencia. Aclaró que, en caso de encontrarse eventualmente, él deberá retirarse.

Juzgado de Paz Allen 4.jpg

A ello le agregó que debe abstenerse de someterla a incidentes, actos molestos o perturbadores ni efectuar reclamos que no fuera por la vía legal.

Destacó que son todas medidas para “preservar la integridad psicofísica” de la denunciante, de acuerdo a lo que establece la Ley 3040, de violencia familiar. Tendrán vigencia hasta tanto existan elementos que permitan modificar las medidas, de acuerdo a lo que establezca el Juzgado de Familia interviniente con asiento en General Roca.

La magistrada, además, le aclaró al yerno que de producirse incumplimientos se solicitará la intervención de la justicia penal por cometer el delito de desobediencia, ya que con su comportamiento “lesiona el bien jurídico protegido al comprometer el normal desenvolvimiento de la administración de justicia”.

Para sostener el resguardo de la vecina, Morante también ordenó a la Comisaría 33, ubicada en el barrio Norte, realizar rondines en su domicilio por el término de 10 días y que se disponga de toda otra acción que consideren necesarias para asegurar el cuidado y protección de las personas afectadas.

Hechos graves

Morante sostuvo entre los fundamentos de su resolución que “los hechos denunciados son de gravedad porque ponen en riesgo la vida de la denunciante” y también los padecen las niñas (al parecer sus nietas), al tener que ser testigos de las escenas hostiles.

Advirtió que la violencia física conlleva a “sufrir agresión psicológica y emocional”, y que eran motivos validos para excluir al hombre del hogar.

“La exclusión del hogar tiene por objeto desarraigar al presunto agresor del medio físico donde está conviviendo con las víctimas de sus conductas violentas, con el fin de evitar reiteración de los episodios de crisis”, explicó la jueza.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario