El clima en Cipolletti

icon
Temp
80% Hum
LMCipolletti

Podrían apartar a un guardia por la última evasión

Autoridades del Servicio Penitenciario evalúan cómo logró fugarse un asesino barilochense.

Todavía no se ha podido atrapar al condenado a 11 años, que se escapó de la cárcel cipoleña en la madrugada del jueves.
 
El agente penitenciario, que estuvo de guardia la noche que el preso José Ariel Aguirre se fugó del Penal de Ejecución 5 de Cipolletti, será investigado y se evalúa si será apartado de sus funciones. Así lo dispusieron las autoridades de la cárcel local y del Servicio Penitenciario Provincial, que viajaron a esta ciudad para analizar lo sucedido.
La fuga de Aguirre ocurrió a escasos metros de una de las torres de control del establecimiento ubicado en el paraje El Treinta.
Primero forzó los barrotes de su celda, ubicada en el Pabellón “B”, en el primer piso, y tras haber colgado una soga y una sábana logró salir. Luego aprovechó el paredón para no ser visto y finalmente cortó los dos alambrados perimetrales.
Fue durante la madrugada que escapó y los penitenciarios notaron que ya no estaba durante uno de los habituales recorridos que se hacen en los pabellones.
Se estima que la huida la habría realizado en escasos minutos. Lo que llamó la atención de las autoridades es que por donde huyó es un sector bien iluminado. “Todo indica que fue una falla humana porque desde ese lugar el agente tendría que haberlo visto”, comentó una fuente policial. A través de la investigación interna que realizará el Servicio Penitenciario se podrá establecer si se habría quedado dormido o si se encontraba distraído.
Desde que se concretó la fuga, se realizaron intensos rastrillajes pero nada se sabe del homicida. No se descarta que pudiera estar escondido en una localidad cercana y tampoco que haya regresado a su ciudad natal, San Carlos de Bariloche.
 
Peligroso delincuente
Aguirre fue condenado por la Cámara Segunda de la localidad cordillerana a 11 años de prisión por el delito de homicidio agravado por la utilización de arma de fuego. El peligroso delincuente, así lo calificó la Policía, asesinó a un tío en diciembre de 2011, en el barrio Nahuel Hue.
Según se desprende del expediente, ingresó a la casa de la víctima y al dirigirse al patio efectuó varios disparos. Dos de ellos impactaron en el hombre, quien murió en el acto.

Recapturaron a otro de los fugados

Se trata de Jorge Martínez, quien hace unos meses no había regresado al penal de una salida transitoria. Lo atraparon en Roca tras una persecución.
 
Jorge Sebastián Martínez fue recapturado anteanoche en General Roca tras haber estado prófugo varios meses, luego de no regresar a la cárcel de Cipolletti donde estaba alojado.
Ahora, permanece detenido en la ex alcaidía roquense hasta que la Cámara Primera cipoleña disponga dónde terminará de cumplir su condena.
Personal de la Brigada de Investigaciones fue el que logró atraparlo. Lo encontraron cerca de las 22.30 en el barrio Islas Malvinas tras una intensa persecución.
Inició su huida cuando vio a los efectivos. Uno de los policías que se encontraba haciendo un recorrido por el sector fue quien lo reconoció y de inmediato pidió refuerzos. Cuando estos llegaron, Martínez emprendió el escape. Corrió por varios metros y cuando quiso entrar a un domicilio para refugiarse, fue alcanzado. De ahí fue trasladado al Penal 2, donde hasta ayer se encontraba alojado.
Logró concretar la huida en una de sus salidas transitorias. Había conseguido este beneficio por la buena conducta y los escasos conflictos en los que estuvo involucrado. En ese momento se libró una orden de captura. Desde marzo era intensamente buscado.

Dejá tu comentario