El clima en Cipolletti

icon
Temp
86% Hum
LMCipolletti barrio Confluencia

Persecución, piedrazos y escopetazos: tarde de furia en el barrio Confluencia

Policías persiguieron a tres jóvenes armados a bordo de un Bora luego de que casi chocaran a otro auto. Los vecinos los recibieron a piedrazos e insultos.

Un auto a alta velocidad casi protagoniza un choque en el barrio Confluencia. El rápido alerta de un vecino derivó en una persecución policial por varias cuadras y en el secuestro del vehículo. En el medio, hubo disparos antidisturbios y piedrazos hacia el personal policial. Los ocupantes del auto, que estarían armados, lograron escapar.

Toda la escena se vivió este martes a la tarde en el barrio Confluencia. Pasadas las 18, un vecino alertó a la Policía sobre un Volkswgen Bora de color gris a alta velocidad con tres ocupantes que casi lo colisiona en calle Sobisch, por lo que los efectivos de la Comisaría 19 salieron en su búsqueda, tal como informó el comisario Pablo Silva a LMNeuquén.

Te puede interesar...

Al detectarlo, los jóvenes emprendieron la huida por lo que se dio inicio a una persecución policial. El conductor del Bora circuló por "diferentes calles con una conducción temerosa e incluso pasando semáforos en rojo y en dos ocasiones casi atropelló unos transeúntes", expreso el comisario y agregó que finalmente detuvo la marcha en calle Chocón al 2100 cuando los tres ocupantes del Bora descendieron y se metieron rápidamente a una vivienda.

"Llegó la grúa de la Policía para retirar el vehículo y desde la casa de enfrente comenzaron a llover piedras hacia los efectivos policiales", según reportó el móvil de LU5 en el lugar de los hechos. Es que, los efectivos intentaban que los jóvenes salieran de la vivienda, pero ante la negativa comenzaron a hacer uso de las escopetas antitumultos.

Los vecinos comenzaron a insultar al personal policial al decirles que no tenían ninguna orden para ingresar a la vivienda, a la vez que los efectivos efectuaron disparos de escopetas. "Se gastaron más de 30 cartuchos de escopeta", confió una fuente.

Una vez que lograron ingresar a la vivienda donde los ocupantes del Bora se habían refugiado, no pudieron encontrar a nadie. Por ende, procedieron al secuestro del Bora y su traslado a la sede policial.

Por otro lado, se supo que colaboraron tres móviles y motoristas de la comisaría y que los patrulleros resultaron con algunos daños producto de los piedrazos recibidos.

Embed

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario