El clima en Cipolletti

icon
Temp
67% Hum
LMCipolletti aumento

Otro aumento del pan: el kilo no se conseguirá por menos de $180

Algunas panaderías ya habían aumentado los precios, pero ahora la cámara del sector acordó que sea el piso. Buscan que adhieran todos los comercios del rubro.

Los panaderos cipoleños decidieron días atrás un nuevo aumento de precios del pan y otros productos panificados. Lo hicieron porque sus principales insumos, entre ellos, la harina, no paran de subir, con lo que se estrechan los márgenes de ganancia y se pone en riesgo la estabilidad misma de las unidades productivas del sector.

Los nuevos valores ya están en vigencia y abarcan al conjunto de las panaderías de la ciudad, aunque en la práctica cada comercio determina si se suma o no, en función de sus clientes.

Te puede interesar...

Hay quienes intentan mantener mayor volumen de ventas y retrasan los aumentos, mientras que otros comerciantes actualizan el valor en cuanto hay acuerdo entre los propietarios. Desde la cámara de panaderos buscan que se unifiquen los valores mínimos y afirmaron que se buscará ser muy concretos en esto, porque los montos pautados son parecidos a los que tendrían que haberse puesto en práctica hace unas semanas, pero solamente un puñado de establecimientos lo hicieron entonces.

Ahora, se tratará de ser más exhaustivos y se buscará garantizar que todos cumplan los números pautados.

De acuerdo con la información que se divulgó esta semana, el precio sugerido para el kilo de pan común se deberá vender a entre 180 y 200 pesos en los establecimientos de los barrios. En el centro, como es habitual, los valores pueden ser un poco y, a veces incluso, muy superiores. Hay locales que tienen ese precio hace semanas, pero ahora buscan que se unifique.

El kilo de pan de reparto, que es el que entregan las panificadoras a los lugares de expendio, deberá rondar los 160 pesos, con variaciones que pueden depender de la calidad y el lugar de la elaboración.

En Cipolletti, como en otras ciudades de la región y de todo el país, lo que se viene observando es una gran dispersión y variedad de precios que descoloca a cualquiera. El mismo producto, distribuido por una panadería para su comercialización directa o bien envasado, puede valer mucho más en un centro de ventas que en otro separado apenas por unas pocas cuadras.

Un panadero consultado consideró inevitable el incremento y manifestó que “es un disparate” lo que está costando la bolsa de harina, insumo básico de los comercios del rubro.

A la vez, los valores de los locales que se alquilan para que funcionen como panadería se han disparado y hay temor de que se pueda extender la práctica de los locadores de cobrar un 20 por ciento de aumento en los alquileres en forma semestral, a raíz de la alta inflación. Los comercios no están incluidos en la ley que prohibió los aumentos semestrales en los alquileres.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario