Opazo ya es internacional

El ex Cipo se afianza en Newell's, jugó por la Copa y suena ante Boca.

Siempre un 3 a 0 en contra es difícil de olvidar, pero si además el partido se trata del estreno personal en el plano internacional, la fecha permanecerá imborrable en la memoria de cualquiera. La semana pasada, Daniel “Monito” Opazo vivió en carne propia esa experiencia en Curitiba, en la que Newell’s Old Boys cayó 3 a 0 con Atlético Paranense.

Fueron notables las diferencias deportivas entre uno y otro equipo en el arranque de la Sudamericana, pero el ex de Cipo vivió su noche histórica. “Todo lo que rodea una Copa como ésta es mágico: estadios, viajes (chárter), hoteles. Le contaba a un amigo que me sentía en la Champions, era como un juego de la play”, confió el delantero con la naturalidad que todavía no lo abandona desde que se convirtió en jugador de primera división.

La goleada le quitó brillo a la excursión, pero a la vuelta hubo un rápido cimbronazo colectivo con la victoria en casa ante Talleres de Córdoba en Rosario (2 a 1), de la que también participó, aunque ya no como titular.

“Estamos viviendo semanas muy intensas. El viaje a Brasil, ganar en casa, ahora ir a la cancha de Boca, después viene al Parque Independiente. Son 25 días a full”, describió con la memoria de aquel que está atento a todo para poder mostrarse. “Desde que llegó Omar (De Felipe) me siento de nuevo considerado en mi posición, de 9. Me está faltando mi primer gol”, reconoció el ex Albinegro.

La estadística también es advertida por sus compañeros de la Lepra, que tras la chance desperdiciada el lunes por la noche ante la T, le dijeron que llegaría el momento de gritarlo el domingo con Boca. “Yo me río, no digo nada. Sería espectacular que se cumpla”, añoró con la misma fuerza que supo meterse rápido en el Federal A, saltando desde el banco de suplentes y siendo un chico sin experiencia.

21 años tiene el Monito Opazo, que llegó a Newell’s directamente desde Cipo.

Pensando en Boca

“Boca siempre es especial por todo lo que mueve, pero trato de no mirar hacia allá. Es todo demasiado lindo lo que me pasa acá y tengo que enfocarme en Newell’s. Jugar en esa cancha sería una locura”, sostuvo.

Pese a la chance cierta de tener minutos en la casa del líder, papá y mamá los seguirán por televisión desde Neuquén.

“No pueden ir por trabajo, lo van a ver en la tele de casa, como yo hacía con mi viejo hasta hace poquito”, recordó entre sonrisas.

Trata por todos los medios que la ansiedad no lo aparte de su trabajo. “Después de los partidos recuerdo los lugares, los estadios. En los primeros compromisos por ahí me invadía un poco más el entorno. Ya sé que soy yo el que está ahí y el que tiene que salir a jugar para que el equipo gane”, concluyó.

Hoy, en Rosario, De Felipe dará pistas concretas de lo que tiene pensado en relación con el equipo que el domingo buscará sorprender en la Superliga.

Con chances ciertas de jugar ante el líder

Daniel Opazo fue titular en el estreno de Newell’s Old Boys de Rosario la semana pasada en Curitiba y el lunes ingresó al término del primer tiempo contra Talleres, en la Superliga argentina.

Una lesión muscular de Luis Leal, el centrodelantero titular de la Lepra, pone al ex goleador albinegro en carrera de cara al gran partido de la fecha 24 ante Boca Juniors, el domingo a las 20.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario