No quisieron soplar la pipeta, los atraparon y atacaron a la Policía

Los borrachos terminaron en el calabozo.

Dos hombres borrachos y alterados fueron detenidos este fin de semana cuando intentaron evadir un control policial. Quisieron escaparse, los atraparon y agredieron a personal policial y, como no podía ser de otra manera, terminaron tras las rejas. El Peugeot 306 en el que se transportaban quedó secuestrado en la Caminera.

Con cada fin de semana, y más cuando se trata de uno largo, miles de jóvenes cipoleños salen a divertirse por la noche, con la infaltable compañía del alcohol. Ante el gran interrogante de si tomar o manejar, hay quienes no logran decidirse por una opción y eligen ambas: toman en exceso y cuando el sol empieza a asomarse, suben a sus autos y cruzan los dedos para que nadie interfiera en su camino. Los controles se dispersan por diferentes puntos de la ciudad, sobre todo en la zona de los puentes.

Allí fue donde un joven fue detenido, primero porque transitaba en un auto sin capó, aunque eso sería un detalle menor frente al evidente estado de ebriedad. El subcomisario Miguel Elifonso informó que el infractor iba a bordo de un Peugeot 306 y se rehusó a detenerse, emprendiendo la fuga por el barrio Costa Norte. A los minutos lo detuvieron a diez cuadras, ya en Costa Sur.

Fuera de sí

“Se bajaron del auto dos jóvenes fuera de sí agrediendo e insultando” a los efectivos, aseguró Elifonso. Ante esta agresión, los uniformados no tuvieron más remedio que detenerlos y mandarlos para el calabozo, donde pasaron gran parte del día. Por suerte, ningún agente sufrió heridas de consideración.

El auto, de color azul metalizado, que utilizaron en la fuga, seguía ayer secuestrado en la Caminera de Ruta 22 y, según declaró Elifonso, el dueño tendrá que presentarse ante el Juzgado de Paz para poder recuperarlo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario