Multitudinaria movilización y tres horas de piquete

Los estatales lideraron la marcha contra la reforma laboral que pretende implementar la Nación.

Gremios de Río Negro y Neuquén, organizaciones sociales y políticas, estudiantes y jubilados protagonizaron ayer una multitudinaria movilización en la Ruta 22, a la altura de los puentes. El objetivo fue repudiar “el aumento de la represión estatal” y las reformas que el gobierno nacional impulsa en el área laboral, tributaria y previsional.

La protesta se extendió por poco más de tres horas, generando importantes trastornos para aquellos vecinos que necesitaban cruzar el río, muchos de los cuales tuvieron que hacerlo a pie, como ya es habitual en estos casos. El tercer puente volvió a ser un aliado esta vez, ya que allí no hubo ningún piquete y se pudo circular sin problemas.

Te puede interesar...

Uno de los que llevó la voz cantante durante la movilización fue el secretario general de ATE y de la CTA Autónoma en Río Negro, Rodolfo Aguiar, quien dijo que no quieren “un Estado que resuelva los conflictos a balazos como está sucediendo ahora”. “Queremos un Estado que dé las respuestas que todo el pueblo necesita. Por eso nos movilizamos para rechazar el paquete de reformas neoliberales impulsadas por el Estado Nacional. Para eso necesitamos estar en la calle. También para repudiar el alto grado de militarización en Río Negro y en toda la Patagonia. Nos están matando para garantizar los intereses de Lewis y Benetton”, expresó.

El dirigente anticipó que seguirán exigiendo un urgente aumento salarial y que rechazarán el tope máximo del 15% anunciado por el gobernador Alberto Weretilneck para las paritarias del año que viene.

Entre los reclamos que se hicieron carne ayer sobre la Ruta 22 se destacó además el pedido de justicia por el asesinato de Rafael Nahuel, ocurrido el sábado en Villa Mascardi.

Seguridad

La Policía reforzó la seguridad en el lugar, con seis patrulleros y más de 40 efectivos, que sólo actuaron para ordenar el tránsito y evitar una congestión. Para eso se desvió a los vehículos a la altura de la rotonda, antes de generar un cuello de botella en los puentes como ocurrió tantas otras veces.

Los gremios habían exigido públicamente que las fuerzas de seguridad federales no se acercaran a la protesta, algo que ocurrió. De todas maneras, desde la Policía rionegrina indicaron que tenían instrucción de dar aviso a Gendarmería en caso de un corte total y que el conflicto subiera de todo. Esto finalmente no ocurrió.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario