El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
42% Hum
LMCipolletti detención

Militante de HIJOS denunció detención ilegal y violenta

Gervasio Díaz denunció que detuvieron a su hijo sin motivo, que lo golpearon y amenazaron. El joven estaba en la plaza junto a un amigo.

El reconocido militante cipoleño en la organización HIJOS, Gervasio Díaz, denunció en Fiscalía que policías de la Comisaría Cuarta detuvieron de manera ilegal y violenta a su hijo de 21 años cuando se encontraba en una plaza con un amigo. Afirma que lo maltrataron y le pegaron. “No Pueden llevarse a cualquier sólo porque tienen ganas”, expresó.

En diálogo con LM Cipolletti, Gervasio expresó que su hijo fue detenido este martes alrededor de las 16 cuando se encontraba hablando con un amigo en la plaza del barrio San Pablo. Agregó que no estaban violando ninguna restricción por la pandemia, estaban con barbijos, y que la policía justificó su accionar amparados en el polémico artículo 38, que les otorga facultad de detención por varios motivos no específicos.

Te puede interesar...

“Me llama el amigo y me avisa que detuvieron a mi hijo. Cuando llego a la Comisaría Cuarta me dicen que estaba detenido por orden de la jueza de Faltas por el Artículo 38, que es un artículo de la Dictadura, que otorga la facultad de detener sin motivo alguno a cualquier persona. Lo tuvieron dos horas adentro del calabozo y cuando salió me contó lo que ocurrió, y no lo podía creer. Ni siquiera un llamado le dejaron hacer”, explicó Gervasio.

Según consta en la denuncia radicada en Fiscalía contra la detención que denominaron “ilegal y violenta”, el joven estaba en la plaza cuando llegan dos efectivos en bicicleta, un varón y una mujer. Los identificaron con el DNI, les revisaron sus pertenencias y los cacharon. Pero el procedimiento demoraba, y el joven preguntó cuánto iban a demorarse, recibiendo como respuesta “lo que quisieran”.

detención hijo de gervasio díaz

“No nos devolvían los documentos y llamaron a un patrullero. Me dijo que no me mueva, y le dije que no tenía motivos para llevarme detenido”, declaró el joven. Dijo que lo esposaron violentamente, doblándole los brazos, y que no le permitieron llamar a su madre para dar aviso de lo que ocurría.

Relató que del patrullero se bajaron dos efectivos, y uno le dijo “metete al auto pelotudo” y que le pegó una piña en la cara.

Luego lo trasladaron e ingresaron a la Comisaría Cuarta, y denunció que el mismo oficial que le pegó en la cara, lo pateó para que abra las piernas.

“Entiendo que lo que ellos hicieron fue ilegal. Abusaron de su poder maltratándome física y psicológicamente. Sin motivos me hostigaron, insultaron, amenazaron y pegaron. Cuando me liberaron no me dieron ninguna constancia de mi detención”, declaró el joven frente al fiscal de turno.

Gervasio Díaz denunció que se trató de un caso de violencia policial, y que por este tipo de procedimientos los jóvenes les temen a las autoridades policiales.

“La oficial de guardia que me atendió me dijo que se lo llevaron por el Artículo 38, que es de la Dictadura, y que permite la detención de cualquier persona sin motivo alguno. Nadie se identificó. Todos son responsables, quien lo golpeó y quienes veían toda la situación sin intervenir. Mi hijo cuando lo llevaban en al patrullero no sabía que le podía pasar, si lo iban a golpear más o iba a desaparecer, como pasó con Facundo Astudillo Castro. Hoy los pibes les tienen miedo a la Policía”, reclamó el militante por los Derechos Humanos.

La denuncia se hizo en la Fiscalía y los atendió el fiscal Martín Pezzetta. La causa pasará a la Fiscalía de Delitos Institucionales para su investigación. Hoy se anexará un certificado médico por las lesiones.

El polémico Artículo 38 ingresa a la Policía en 1969, plena dictadura a través del Digesto Contravencional de la Ley S N°532. Este artículo es tan amplio como subjetivo, y queda a criterio del efectivo entender si la persona detenida forma parte de ese articulo o no. La detención por el artículo 38 prevé la detención por "provocaciones reciprocas o a terceros, riña en lugar público o expuesto al público que produjere un escándalo público, o situación de peligro para la seguridad de las personas". Cualquier reclamo a la policía, como en este caso el cuestionamiento a la detención puede ser justificado como un "escándalo público".

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.125% Me interesa
7.8125% Me gusta
4.6875% Me da igual
18.75% Me aburre
65.625% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario