Michael Jackson, furor en la peatonal de Las Grutas

Es un imitador tucumano. Convoca a una multitud todas las noches.

Antes de actuar ya tiene público. La concentración se inicia cuando instala el equipo de sonido y acomoda su breve guardarropa y luego templa el cuerpo con elongaciones de atleta. Suenan los primeros acordes y ya lo rodea una multitud. Sus movimientos elásticos al ritmo de la música fascinan a grandes y chicos, y muchos de ellos no resisten la tentación de imitarlo.

El show es conocido en Las Grutas y es uno de los más concurridos de la peatonal. Es el noveno verano que Nicolás Caorsi lo protagoniza, y la continuidad marca el éxito.

Te puede interesar...

“La gente responde muy bien”, destaca el bailarín nacido en Buenos Aires, con un paso por Chivilcoy e instalado desde muy chico en Tucumán, donde adquirió su tonada tan característica.

Desde chico se inclinó por la danza, pero marcó un antes y un después en su vida el fallecimiento de Michael Jackson, su ídolo, en junio de 2009.

El impacto lo incitó a brindarle un homenaje reproduciendo los pasos del popular artista en la peatonal de San Miguel de Tucumán.

La repercusión fue inesperada. Lo aplaudieron a rabiar, pero además lo convocaron para otras presentaciones, y desde entonces esa pasó a ser su forma de ganarse la vida. “Pasó de ser un hobby a convertirse en un trabajo”, recuerda Nicolás.

Arrancó actuando en la peatonal de San Miguel de Tucumán y hace nueve años que viaja de manera ininterrumpida a Las Grutas para la temporada.

Tiempo antes había estado en Las Grutas de vacaciones y quedó maravillado. “Me encanta Las Grutas, es la mejor playa del país”, resalta el artista, con el slogan conocido del balneario.

michael-jackson-las-grutasA.jpg

Entonces pergeñó el plan de venir con su espectáculo para trabajar en la temporada, lo que se concretó en 2010 y continuó sucesivamente. Es un número que combina hip hop, break dance y el tributo a Jackson, lo más esperado por los espectadores.

En cada cuadro se nota en los gestos de su rostro que verdaderamente disfruta lo que hace. “Un rictus de gozo” revela.

El lucimiento en la peatonal no sólo le reditúa en aplausos y aportes en la gorra, sino que además le permitió que lo llamaran para fiestas populares y particulares en el Valle Medio y el Alto Valle, donde recorrió casi todas las ciudades.

Ahora, por caso, actuará en la próxima edición de la fiesta del Tomate, en Lamarque, y en la de la Vendimia, en Villa Regina. También estará en la fiesta del Trabajador Portuario, que se realiza en Puerto San Antonio Este, y en el cumpleaños de Las Grutas, el miércoles 30.

Embed

“No vengo acá de vacaciones”

No son precisamente vacaciones para el bailarín su estadía en Las Grutas. Es su trabajo y como la principal herramienta es su físico, lo tiene que cuidar. Mucho descanso, ejercicios y alimentación saludable son la clave. Sucede que actúa entre cuatro y cinco veces por noche, lo que significa unas tres horas en total. Es un esfuerzo agotador.

Va a la playa “una o dos veces por temporada, cuando viene algún amigo o familiar”. La pasión por el arte se lo demanda. Además, debe cumplir con los compromisos que le demanda la estadía en la zona: alquiler, alimentación, el canon municipal y demás gastos que comparte con su novia, que lo acompaña, y se empleó en un local comercial.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario