El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
17% Hum
LMCipolletti guardavidas

"Me dieron una paliza por reclamar que me habían liquidado mal el sueldo"

Así lo denunció un joven guardavidas de 22 años que hasta el sábado trabajó en el complejo Patagonia Splash de Plottier. Aseguró que la discusión comenzó cuando reclamó que le habían pagado menos.

Franco Biazzi tiene 22 años y se recibió de guardavidas el año pasado. Comenzó a trabajar en el complejo de Patagonia Splash, a pesar de que sabía que no eran las condiciones de trabajo reguladas para los guardavidas, pero cuando cobró su primer sueldo, notó que faltaba dinero y fue a reclamar. Lejos de solucionarse el problema, el joven terminó en el hospital por los golpes recibidos por tres hombres, familiares del dueño del establecimiento. Así lo denunció ante la Policía y lo hará en la fiscalía también. En contraparte, lo denunciaron por pegarle a una joven, hija del propietario, hecho que el joven desmiente.

El 8 de enero empezó a trabajar como uno de los dos guardavidas del complejo de Plottier. "Estaba ahí por necesidad de dinero, porque por guardavidas nos corresponde cuidar a 80 personas, y no 250 como teníamos ahí. Descartando que ese día (sábado 6) entraron 1500 personas al parque", indicó Franco, sobre su primera experiencia laboral como guardavidas. A mitad de mes, aproximadamente, contó que lo pusieron en blanco y el pasado viernes le liquidaron su primer sueldo. Allí fue donde se dio cuenta que faltaba una suma de 3 mil pesos, "que para ellos no era nada, pero para mí es mucho".

Te puede interesar...

"Lo llamé el viernes para decirle que los números no daban para hablar y me dijo que lo habláramos al otro día, por lo que el sábado llegué unos minutos antes de mi horario (12 a 20 horas), pero me pidió que sea al finalizar la jornada, por lo que cuando terminé de trabajar, le pedí de hablar y fuimos a su oficina", relató Franco. Una vez allí, "empezamos a conversar, pero no me quería escuchar y no quería que yo hable. Yo tenía pruebas contundentes de que había faltado plata y pensaba que era mi derecho reclamar. Pero él empezó a levantar la voz y yo levanté para que me escuche. Me echa del trabajo y rebaja diciéndome que no era nadie".

En ese momento, un familiar del dueño abrió la puerta y el guardavidas accedió a salir de la oficina. "La gente que se retiraba del complejo me escuchó levantar la voz, yo creía que era mi derecho pedir que me paguen lo que me debían. Pero ahí la hija del dueño y otros familiares me decían que me calle y que me vaya. Claro les molestaba el disturbio y que la gente escuchara, por lo que bajé la voz y les dije que quería llegar a un acuerdo, pero no quisieron hablar conmigo", explicó Biazzi y agregó que ahí lo rodearon entre varios y empezaron a apretar.

"Me di cuenta que en un momento no me iban a dejar ir, estaba rodeado y en ese momento, uno de los nietos del dueño me pechea y me empezó a empujar, por lo que no había otra manera de salir que fuera por la fuerza. Por lo que golpeé en la cara de un puñetazo a esta persona, lo que se va a ver en las cámaras, yo lo asumo; pero ahí el encargado del predio me agarró del cuello, me tiran y me empiezan a golpear. Me pegaron estando en el piso y la gente pedía que me suelten", describió la agresión el joven guardavidas.

golpes.jpg
El guardavidas mostró las heridas que sufrió.

El guardavidas mostró las heridas que sufrió.

Biazzi asegura que quienes lo golpearon son el encargado del predio, uno de los nietos y uno de los hijos del propietario del complejo. "Me patearon por todos lados, que incluso me rompieron una luneta de buceo que tenía en la mochila", confió el joven, hasta que indicó que en un momento, se le acercó otro empleado y le pidió "de buena manera" que lo acompañara. "Le hice caso y me pidió por favor que me fuera y preguntó si faltaba algo. Ahí me di cuenta que me faltaba el celular, que se me cayó al lado de donde estaba toda la familia, eso quedó grabado en las cámaras quien lo tomó, pero no me lo dieron", sostuvo.

Intervención policial y certificado médico

Además, expresó que lo amenazaron de muerte si no se iba y que su celular no iba a aparecer. Incluso "dijeron de llamar a la Policía y yo pensé que si llegaba la Policía no iban a poder hacerme nada, por lo que me quedé. A los minutos llegaron los policías, que le tomaron los datos solo al dueño y a mi, el resto se libró de la golpiza que me dieron", detalló y aclaró que los efectivos lo acercaron hasta la parada del colectivo y le prestaron el teléfono para comunicarse con su familia. "No me fui demorado a la comisaría como anduvieron diciendo por ahí", resaltó.

Una vez en Neuquén, acudió a la guardia del hospital Castro Rendón para que lo atiendan por las lesiones sufridas y le dieron un certificado médico. En el mismo se detalla que tenía una escoriación en la región fronto parietal derecha, una herida sangrante en mucosa labial inferior y hematomas y escoriación a nivel de la pelvis derecha. "Tengo un moretón en la sien, una inflamación en la boca, rasguños en el pecho y el cuello y un dolor en la mandíbula que no puedo abrir del todo la boca, de la misma patada que me dieron", así detalló el joven los golpes recibidos.

Ya con el certificado médico y por recomendación de los efectivos de Comisaría Primera sobre la jurisdicción donde sucedió el hecho, el lunes junto a sus padres, se acercó a la Comisaría Séptima de Plottier a radicar la denuncia por la agresión y el robo del celular. "Cuando llegué, se acercó un comisario que me dijo que le estaba tomando denuncia a esta persona (dueño del complejo) y que no quería disturbios, porque me dijo que él denunció que yo había golpeado con una cachetada y agredido verbalmente a su hija, cosa que no pasó", resaltó el guardavidas.

giolpes.jpg

"El policía estaba con mi celular en la mano, cuando ellos (familiares del dueño) se burlaban y me decían que no lo tenían ese día. Después de que se fue, me tomaron la denuncia y el policía se dio cuenta que a lo que denunció la otra persona le faltaba una parte muy grande, que es que me dieron una golpiza", expresó Franco y agregó: "Esta persona lo único que quiso hacer es salvar su imagen pública, lavarse las manos y embarrarme".

Los efectivos le devolvieron el celular al joven, que también tenía adjunto el DNI en el estuche y llamaron a fiscalía para darles intervención.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.2258064516129% Me interesa
3.2258064516129% Me gusta
12.903225806452% Me da igual
3.2258064516129% Me aburre
77.41935483871% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario