Todas las miradas se posarán en los integrantes de la Cámara en lo Criminal Segunda de Cipolletti que, si comparten el criterio del fiscal Marcelo Gómez, se pronunciarán por un castigo perpetuo para Juan Manuel Aguirre Taboada.

Pero si disienten con la parte acusadora y concuerdan con el defensor oficial Juan Pablo Piombo, emitirán un fallo absolutorio para los dos procesados por el hecho ocurrido el 17 de septiembre de 1999.

El otro implicado en el asesinato de la mujer cipoleña es su ex pareja, Juan Carlos Aguirre, quien no fue acusado por la fiscalía de Cámara.

A la hora de mencionar las pruebas determinantes, Gómez se apoyó en la llave de un auto de la víctima, que fue entregada por Aguirre Taboada a la Policía. El fiscal estableció que esa circunstancia lo pone en la escena del crimen.

La acusación no dejó de sorprender a observadores como los integrantes de la Asociación Pensamiento Penal. "No se encontraron pruebas que acreditaran la culpabilidad de Aguirre Taboada", enfatizaron y cuestionaron las múltiples irregularidades de la investigación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario