El clima en Cipolletti

icon
29° Temp
8% Hum
LMCipolletti Edersa

Los robos no paran: quisieron llevarse un transformador de 1200 kilos

Los ladrones intentaron llevarse el costoso aparato que abastece a una bomba de agua en Allen y lo dejaron inutilizado. Desde Edersa alertan que la situación empeoró y pone en riesgo constante al servicio.

Los robos sobre instalaciones eléctricas no cesan en el Alto Valle. Al robo constante de cables se le suman también el de importante instrumental. Durante esta semana, generaron trastornos a vecinos de Villa Regina y General Roca, y el último hecho delictivo de este tipo se registró en Allen, cuando los delincuentes intentaron alzarse nada menos que con un transformador de media tensión.

Según expresaron desde la empresa Edersa, a cargo de la distribución de energía eléctrica en la provincia, el último de los robos se registró el martes pasado en horas de la mañana y sorprendió a los operarios y a las autoridades policiales que se hicieron presentes para confirmar que los delincuentes habían querido robarse un transformador de 315 KVA, que abastece a una bomba de agua del municipio de Allen. En esa primera instancia lograron llevarse las barras de cobre de salida en baja tensión y cable subterráneo conectado al transformador, "al que le habían sacado la tapa, lo volcaron y le extrajeron parte del bobinado”, indicaron fuentes operativas de la distribuidora.

Te puede interesar...

Confirmando el hecho a las 11:40, el jefe operativo de Edersa en Allen se dirigió a la comisaría local para realizar la denuncia policial. Efectivos policiales se hicieron presentes en el lugar a las 13:30 y comprobaron no sólo el robo, si no que además los delincuentes habían intentado regresar “por el núcleo del transformador”, que quedó destruido y debió ser reemplazado.

Desde Edersa informaron que las pérdidas económicas para la distribuidora sólo por este hecho rondan 1.200.000 pesos.

“La preocupación es mucha porque el fenómeno va en aumento y los daños que generan son múltiples: ponen en riesgo su vida, provocan cortes de servicio que sufren miles de rionegrinos y acarrean enormes gastos en nuestra distribuidora, por los daños y por la cantidad de tiempo que deben abocar nuestros operarios cada vez que se producen un robo o una vandalización de las instalaciones”, informó Raúl Barhen, Gerente General de la empresa Edersa.

“Nuevamente los delincuentes pusieron en riesgo su vida y nos generaron perjuicios económicos. Estamos realmente sorprendidos por la magnitud de estos hechos”, remarcó Barhen, e informó además que los ladrones intentaron robar “un equipo que pesa nada menos que 1.200 kilos”.

En las últimas semanas, los directivos de Edersa mantuvieron reuniones con autoridades policiales y políticas, quienes se comprometieron a tomar cartas en el asunto.

“Estamos alarmados por la escalada de robos y de hechos vandálicos sobre los sistemas eléctricos de las últimas semanas. Tomamos contacto con las autoridades policiales de la región y con funcionarios políticos de la provincia, a quienes les pedimos que incrementen las acciones preventivas y correctivas del caso. Necesitamos encontrar una solución en conjunto para esta problemática que va en aumento”, pidió Barhen.

Desde Edersa indicaron que la escalada se nota en los datos de los últimos 4 meses. Sólo en la zona del Alto Valle ubicada entre Allen y Villa Regina se produjeron más de 40 robos de cables y vandalismo de instalaciones eléctricas. “Los trastornos que producen son enormes, para los miles usuarios que se quedan sin un servicio esencial durante horas; para nuestra distribuidora, que sufre grandes pérdidas económicas y de horas de trabajos operativos; y para los propios delincuentes, que ponen en riesgo su vida”, detalló el gerente.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario