Liberan a detenido por crimen tras un ADN negativo

Es el único imputado por el homicidio de Benjamín Moyano en Fernández Oro, que ocurrió en 2012.

El hombre que había sido extraditado de Chile y luego encarcelado en Cipolletti por el asesinato del abuelo Benjamín Moyano, de Fernández Oro, quedó libre luego de que la principal prueba en su contra dio resultado negativo. De acuerdo con fuentes allegadas a la causa penal, el ADN que lo podía comprometer no coincide con su persona.

Frente a esta situación, la jueza de Garantías Florencia Caruso tuvo que disponer su liberación inmediata, aunque con la obligación de cumplir varias pautas de conducta. Mientras tanto, la fiscalía, a cargo de Marcelo Gómez, intentará reunir todos los elementos incriminantes que tiene la investigación para buscar el juzgamiento del hombre, de nombre Joel, que había sido detenido en el país trasandino.

Te puede interesar...

Lo sucedido con el informe del laboratorio forense de Bariloche fue un verdadero baldazo de agua fría, debido a que la prueba de ADN resultaba fundamental para incriminar a Joel. Pero los cotejos de sangre que se hicieron con elementos como un cuchillo y una vaina no arrojaron criterios coincidentes.

Esta semana se hizo la audiencia ante el inminente vencimiento de la prisión preventiva, que finalizaba hoy. De acuerdo con las fuentes, las partes dieron sus impresiones y los acusadores, entre los que se encuentra también la querella, aseguraron que hay otros elementos que ligan a Joel con el crimen de Moyano, un hecho que data del 18 de marzo de 2012. En dos meses se tendrá que realizar la audiencia de control de acusación y el juez definirá si hay pruebas suficientes para sentar a Joel en el banquillo de los acusados. Sin embargo, sin el elemento del ADN, la causa se encamina a favor del único sospechoso.

Entre las alternativas que barajan el Ministerio Público y la parte querellante se destacan las de requerir un nuevo examen de ADN en otro laboratorio del país, precisaron las fuentes.

En cuanto a la defensa, a cargo de Sebastián Nolivo, tras conseguir la libertad de su representado podrá hacer hincapié en el informe genético negativo y que despega a Joel del escenario de los hechos, una propiedad rural en calle Primeros Pobladores.

Ahora reina la incertidumbre

Lo sucedido con la investigación del homicidio de Benjamín Moyano no resulta extraño y tiene mucho que ver con el tiempo transcurrido. El trabajo policial y judicial atravesó varias instancias, con marchas y contramarchas, y en el presente año generó positivas expectativas en la esposa de la víctima, que golpeó distintas puertas para que se haga justicia. Sin embargo, ahora, reina la incertidumbre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario