El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
42% Hum
LMCipolletti balazos

Le dieron dos balazos en la cara y pidió "dejar todo como está"

El ataque ocurrió luego una pelea y un intento de incendio. La misma víctima reconoció que todo se produjo por su culpa. El agresor admitió que se excedió y lo sobreseyeron.

Un joven de Cinco Saltos que le dio dos balazos en el rostro a un vecino con el que mantenía una fuerte enemistad, fue sobreseído por la Justicia, luego de que la propia víctima manifestara que no está dispuesto a declarar en la causa penal, y pidiera “dejar todo como está”.

Ante esa postura, el fiscal Gustavo Herrera planteó la extinción penal por la aplicación de un criterio de oportunidad, método alternativo para la resolución de conflictos, pedido que fue avalado por el abogado Amador Muñoz, defensor del acusado.

Te puede interesar...

La jueza Laura González Vitale accedió al requerimiento y dictó el fallo en ese sentido.

El violento incidente ocurrió el 31 de octubre de 2021 en un barrio ubicado sobre la costa del canal de riego que atraviesa la localidad rionegrina.

Ese día había una fiesta en la casa de la familia Esparza, donde se presentó Facundo Ramírez acompañado por su primo Jeremías Córdoba y dos amigos, Martínez y Mora.

Por causas que no se precisan en la sentencia, hubo un entredicho y Daniel Esparza, hijo del dueño de casa, de entreveró a piñas con los visitantes.

La pelea fue violenta, pues Esparza “le dio una paliza a Facundo Ramírez, golpeándolo con un ladrillo en la cabeza”, detalla el documento judicial, y lo echó del lugar.

Fiscalía Cinco Saltos .jpg
Le dieron dos balazos en la cara y pidió

Le dieron dos balazos en la cara y pidió "dejar todo como está"

Pero la bronca no quedó ahí, porque Ramírez, después de recuperarse, fue con sus compañeros hasta la casa del agresor, ubicada a unos 500 metros siempre bordeando el canal, e intentaron incendiarla como represalia.

Según se describe, rompieron el vidrio de la ventana de la cocina y e iniciaron un pequeño fuego.

Pero Esparza se enteró y fue hasta su vivienda con otro hombre no identificado y los atacó a balazos con un arma de fuego.

El blanco fue Ramírez y su intención fue “quitarle la vida”, porque uno de los proyectiles impactó sobre la parte superior de la frente, donde quedó alojado entre el cuero cabelludo y el cráneo. Mientras que el segundo tiro le entró sobre el pómulo derecho a la altura de la nariz atravesando la cara. Pese a la gravedad del hecho, salvó su vida.

La víctima admitió su culpa

Esparza fue imputado por el delito de “lesiones leves agravado por el uso de armas”. En el desarrollo de la causa se convocó a una audiencia por zoom, en la que el fiscal Herrera explicó que junto al defensor del acusado habían acercado las partes.En ese entendimiento, Ramírez reconoció “todo comenzó por culpa suya”.

En tanto que Esparza dijo que se sentía “arrepentido de haber reaccionado de esa forma”. “La víctima quiere dejar todo como está, no quiere declarar” señaló el fiscal, por lo que luego de negociaciones entre las partes, solicitó el sobreseimiento del imputado.

Además, los dos hombres se comprometieron “a no molestar al otro, a fin de mantener esta pacificación lograda por los letrados intervinientes”.

Junto con el sobreseimiento, la jueza Gonzáles Vitale consignó que el proceso no afectó el buen nombre y honor de Esparza.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario