El clima en Cipolletti

icon
Temp
68% Hum
LMCipolletti agua

Las Perlas: cinco días sin agua en Costa Esperanza

Se rompió una bomba y habrá que cambiarla. El reemplazo tardaría unos diez días más y la bronca de los pobladores se vuelve cada vez más evidente.

Desde hace cinco días que los habitantes del barrio Costa Esperanza, en Las Perlas, se han quedado sin agua. El malestar y la indignación ya son muy evidentes y los ánimos pueden encenderse todavía más porque la reparación del desperfecto que ocasionó el problema se daría recién en unos diez días más.

El sector afectado es el más grande de la comunidad perlense. Tiene registrados 1.250 lotes habitados y se estima que la población supera las 7.000 personas. De allí la magnitud del drama que se está viviendo.

Te puede interesar...

En diciembre pasado, concluyeron trabajos de mejora en la red de agua, que incluyeron el cambio de la vieja cañería y la instalación de una bomba necesaria para garantizar el suministro, en reemplazo de otra que se había echado a perder. Entonces, se creyó que los inconvenientes para la barriada habían terminado, pero al poco tiempo sufrieron problemas de turbiedad del agua y por la rotura del caño nuevo.

Esas dificultades quedaron atrás. Pero el destino o, mejor, la conjunción de una serie de situaciones adversas, ha vuelto a poner sobre el tapete no solo el problema del agua sino de la precariedad de muchos de los servicios esenciales de la comunidad.

Ante la actual situación, desde la delegación municipal se han tomado disposiciones para aliviar los requerimientos de los vecinos. De hecho, se está enviando un camión cisterna para aprovisionar a las familias, pero resulta evidente, por lo que se ha conocido, que el paliativo está siendo insuficiente.

El dirigente Jaime Flores manifestó que en su caso, y el de otras muchas familias que el conoce, el abastecimiento de urgencia no ha llegado "y ya llevo cinco días sin ningún suministro, en plena pandemia". Manifestó que el delegado comunal Carlos Aimasso le dijo que haría falta cambiar la bomba y la adquisición del nuevo implemento podría extender la falta del líquido por unos diez días más.

A Flores, como a muchos perlenses, la solución provisoria vía uno o más camiones cisternas resulta necesaria pero "los vecinos sabemos que si nos abastecen a nosotros de esta forma se complicarán barrios como el NyC y Río Sol, ya que en ellos se depende totalmente del agua de un camión".

En su opinión, el inconveniente de fondo pasa por la falta de previsión, puesto que la delegación cuenta solamente con una decena de empleados para responder a las necesidades de una población total de Las Perlas que ronda las 20.000 personas. Así las cosas, todo se torna siempre más difícil de solucionar, ya que los pocos trabajadores municipales no pueden hacerse cargo, por su escaso número, de tener todo bajo control.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
100% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario