LMCipolletti crisis

Las bibliotecas, ahogadas por la falta de aportes solidarios

La ordenanza se cayó y no tienen fondos.

Las bibliotecas populares de Cipolletti siguen en el limbo. Hace más de un año que dejaron de recibir el aporte voluntario de los contribuyentes porque la ordenanza no fue reglamentada a tiempo y los concejales todavía no arriban a una definición.

Si bien el proyecto fue uno de los que primero ingresó este año al Deliberante, la discusión se sigue dilatando. Ahora, con un pedido de informes que realizó la presidenta del cuerpo legislativo, María Elisa Lazzaretti, y autora de la única iniciativa en danza, al área municipal de Recaudaciones.

Te puede interesar...

Desde la Comisión de Desarrollo Humano se informó que está el pedido en trámite, pero aún no se reúnen para tratar el tema. “Todo quedó en el aire, no se volvió a discutir el tema ni tenemos idea de qué va a pasar. Nos iban a convocar a una reunión y no lo hicieron, y ya hace más de tres meses que no tenemos un encuentro. Supuestamente iban a dar curso a la propuesta de Marisa, pero no sabemos qué hicieron. Y la verdad es que ya estamos cansados de ir a reclamar. Somos trabajadores voluntarios, no vivimos de las bibliotecas ni estamos en condiciones de ir a preguntar todo el tiempo qué pasa con la iniciativa. Ellos son los que tienen que legislar, con agilidad”, expresó Franco Ávila, referente de la Biblioteca Rivadavia.

Recordó que la ordenanza que se actualizaba todos los años para reglamentar el aporte que reciben voluntariamente de los contribuyentes está “congelada” desde julio de 2018. A falta de esa contribución, el Ejecutivo realizó algunos aportes extraordinarios. No obstante, las bibliotecas necesitan de la contribución que recibían todos los meses, porque sus ingresos son pocos.

Puntualmente, la Bernardino Rivadavia necesita $20 mil mensuales para cubrir los servicios y mantener las puertas abiertas a la comunidad; y eso hoy está saliendo de la recaudación propia de la institución.

“Nosotros habíamos planteado algunas modificaciones al proyecto, pero como nunca más tuvimos comunicación con el Deliberante para dar el paso definitivo, no sabemos qué pasó. Parece que las internas del Concejo nos han perjudicado porque todo quedó en stand by”, expresó Ávila.

Indicó que el planteo que hacen es claro: desdoblar la iniciativa en dos ordenanzas para desvincular la creación de la dirección municipal de bibliotecas que propone Lazzaretti de la administración de las instituciones existentes, que son autónomas, y recibir un porcentaje de la recaudación en vez de un monto fijo.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario