El clima en Cipolletti

icon
22° Temp
14% Hum
LMCipolletti Policiales

La quisieron abordar en la calle y se salvó por vecinos

Una adolescente fue interceptada por un auto en calle Blas Parera.


La inseguridad sigue mostrando su peor cara en Cipolletti y esta vez, más allá de que la situación no pasó a mayores, generó una gran inquietud en una familia de la ciudad. Sucedió en las primeras horas de la noche de anteayer, en la calle Blas Parera, cerca de las vías del ferrocarril. Una adolescente de 16 años regresaba a su casa caminando y, de forma sorpresiva, un auto empezó a seguirla. A pesar de que apuró el paso, fue interceptada y un hombre intentó aferrarla. A los gritos, alertó a los vecinos y logró que los delincuentes huyeran.

"Estaba reasustada", confesó ayer a LM Cipolletti la adolescente. Explicó que mientras se dirigía a su hogar, primero vio un auto detrás, pero no le dio importancia.

Te puede interesar...

Sin embargo, el conductor del vehículo aceleró, dobló en "u" y se bajó para agarrarla. Asustada, la menor empezó a gritar y un vecino que salió a mirar también buscó poner en alerta a otras personas. En este marco, los delincuentes se subieron al auto, de color blanco, y huyeron.

Tras el incidente, la adolescente corrió hasta su casa, que se encuentra a pocas cuadras. Remarcó que "fue mucha confusión" y que no podía asegurar si la querían raptar o robarle la mochila. Precisó que dos personas se movilizaban en el auto y que no alcanzó a identificar la marca o la patente del vehículo.

Frente a la inexistencia de datos concretos sobre los sospechosos, la víctima y su padre se pusieron en contacto con agentes policiales amigos para recorrer la zona y ver si podían dar con algún testigo. De igual modo, decidieron hacer público el hecho para advertir a las jóvenes que circulan por el sitio que, en determinados momentos, no tiene movimiento de personas.


Denuncia

Búsqueda de posibles testigos

El hecho, que tuvo como víctima a la adolescente de 16 años, se desarrolló alrededor de las 20:15. En ese momento, no había nadie en la calle y la joven utiliza generalmente ese recorrido para llegar más rápido a su casa. Su padre puntualizó que iban a avanzar con una denuncia, aunque querían reunir algún elemento de prueba concreto. "Iban a revisar unas cámaras (de seguridad)", explicó, con el fin de comprobar si registraron el paso del auto blanco.
El vecino comentó lo sucedido a efectivos policiales amigos y juntos recorrieron la zona para ver si daban con algún testigo. La adolescente no pudo ver al vecino que la ayudó con sus gritos, porque inmediatamente corrió para ponerse a salvo.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario