El clima en Cipolletti

icon
Temp
67% Hum

La denuncia por abuso contra López se definirá en agosto

Se hizo la audiencia de apelación y la defensa cuestionó la investigación.

Como estaba previsto, ayer se desarrolló la audiencia de apelación en la causa por presunto abuso sexual que involucra al ex legislador Rubén López y al ex jugador de Boca Luis Abramovich. Más allá de que la decisión definitiva se conocerá en agosto, quedó un manto de incertidumbre sobre la investigación debido a que las nuevas resoluciones se darán en el marco de la reforma procesal penal.

No estuvieron presentes ni los acusados ni la víctima, y en representación de la Cámara en lo Criminal Primera presidió el encuentro la jueza Alejandra Berenguer. Primero fue el turno de la Fiscalía, representada por Eugenia Vallejos, Santiago Márquez Gauna y Alejandra Altamina. Sin sorpresas, los acusadores reclamaron que sea revocada la falta de mérito dictada por la jueza de Instrucción Sonia Martín y se avance con el procesamiento de los dos imputados.

Te puede interesar...

Para los fiscales, hay prueba suficiente en el expediente y, además, introdujeron el elemento de la perspectiva de género, que no habría sido considerada en primera instancia.

Con la intención de reforzar su presentación, los fiscales quisieron mostrar un video de una nota televisiva realizada a López, quien desconocía un encuentro íntimo con la víctima y sus amigas y aseguraba que sólo bailaron en un boliche. Pero la solicitud de los acusadores no fue aceptada por Berenguer debido a que les recordó que debían limitarse a apelar lo resuelto por Martín.

A su turno, el querellante Pablo Barrionuevo coincidió con el criterio de la Fiscalía y requirió que López y Abramovich sean procesados y llevados a juicio.

De acuerdo con las fuentes, a la taciturna primera parte de la audiencia siguió una agitada y contundente presentación del abogado particular Pablo Iribarren, quien defiende los intereses de Abramovich. El profesional es recordado en Cipolletti como el juez del Primer Triple Crimen por el que, precisamente, fue llevado a juicio político. Lejos de quedarse sentado, Iribarren se paró y, repartiendo su atención entre Berenguer y los fiscales, aseguró que la prueba incriminatoria era escasa y que la falta de mérito iba a perder entidad ante la puesta en marcha de la reforma procesal. En este marco, señaló a los fiscales que deberán iniciar un nuevo trámite y solicitar una audiencia de control de acusación, donde podría establecerse la concreción de un juicio.

El socio de Iribarren, Oscar Pineda, acompañó sus dichos, al igual que el abogado de López, Pablo Agabios.

Mientras tanto, fuera de los tribunales estuvieron presentes integrantes de organizaciones políticas, que reclamaron el juzgamiento de los imputados.

La resolución se conocerá los primeros días de agosto.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario