La ciudad ya cuenta con dos nuevos asentamientos

Varias familias ocuparon terrenos en el paraje Lalor y en El 30.

Dos nuevos asentamientos deben sumarse a los 30 ya existentes en Cipolletti. Uno de ellos ya tiene dos años desde que empezó a formarse en la zona del barrio Lalor pero se había mantenido casi en secreto, dado el sigilo que han mantenido sus participantes y porque recién ahora salen a buscar un reconocimiento público que les permita urbanizar. El otro está ubicado en la zona de El 30 y es de muy reciente conformación y, por lo que se conoció, habría ocupado tierras de particulares.

En el Foro por la Tierra y la Vivienda dan por un hecho la novedad de ambas tomas y lo relacionan con que persisten los problemas en los sectores de menos recursos para acceder a un terreno y al anhelado techo propio. Agregan que en la ciudad de Fernández Oro se mantiene, además, la toma que fuera desalojada hace poco y sobre la que vuelve a pesar un orden de expulsión en su contra.

En cuanto al asentamiento próximo al paraje Lalor, de existencia casi fantasmal hasta ahora, ya tiene nombre oficial, elegido por sus propios habitantes: Cascada de Cipolletti. Se lo denominó así porque las tierras en cuestión habrían pertenecido en su momento a la vieja firma Cascada. Cercano al río Neuquén, en la actualidad en la toma hay viviendo unas 300 familias, todas cipoleñas.

Víctor, un referente del lugar, manifestó que el núcleo poblacional está conformado por dos sectores, uno de ellos integrado por unos 100 grupos familiares y el otro por unos 200. Desde que empezó a conformarse, se han tomado todos los recaudos para que no se afinquen malvivientes, ni extranjeros ni personas de otras localidades. Además, se han demarcado bien los lotes y las calles y, lo más singular, se ha cercado el contorno para alejar intrusos. Para ingresar, hay un portón con cerrojo para el cual tienen llave sólo los vecinos.

En cuanto a la nueva toma de El 30, la dirigente Lila Calderón confirmó su surgimiento pero no dio más detalles por lo reciente de su creación, no lejos del sector ce la cárcel local.

300 familias viven en el nuevo barrio Cascada de Cipolletti.

Se han ido asentando paulatinamente pero aseguran que ya no puede sumarse nadie más. Niegan que aún se vendan lotes. Hace unos meses, una fiscal se allegó al lugar pero no volvió.

Piden una salita y regularizar

En el asentamiento Cascada de Cipolletti, cercano al paraje rural Lalor, cuentan con agua pero carecen de otros servicios básicos, como una salita de atención de la salud. Para ellos, resulta urgente contar con ayuda sanitaria veloz, dada la gran población existente y la lejanía del hospital. Por eso, ahora salen a la luz pública y también porque requieren del certificado de vivienda que se gestiona ante el gobierno nacional. Además, necesitan regularizar sus lotes y que el Municipio lleve el servicio de recolección de la basura, entre otros.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario