El clima en Cipolletti

icon
Temp
87% Hum
LMCipolletti Jauría

La atacó una jauría de 15 perros y hoy pelea contra terribles infecciones

Patricia Saldías es una trabajadora rural que estuvo al borde de la muerte por el ataque de una jauría. Hoy fue sometida a una nueva cirugía por infecciones.

Antes de ver su vida pasar por las mandíbulas de una jauría, Patricia Saldías llevaba el pan a su casa con esfuerzo y sacrificio como tantos otros obreros rurales que a diario realizan las tareas culturales en esta época del año. El pasado 15 de junio limpiaba acequias junto a su hermana en una chacra de Allen cuando el encargado del establecimiento se acercó y les dijo que iba a retirarse un momento del lugar.

Con la horquilla en mano y mientras sacaba las hojas de la acequia, el sonido de una moto que se acercaba al galpón de la chacra le llamó la atención y decidió ir a ver qué sucedía. “Llegué al galpón y los perros me desconocieron. Me atacó una jauría de 15 perros, animales que yo los conocía pero ese día fue todo muy raro. Caí enseguida, estuve luchando con los perros para que me suelten pero me dañaron mucho”, contó a AN Radio Patricia desde el áre de internación de un sanatorio de General Roca.

Te puede interesar...

Tras el feroz ataque Patricia fue asistida y llegó a estar en Terapia Intensiva durante dos semanas. Ayer regresó al Sanatorio Juan XXIII porque requería una nueva cirugía que evite que la infección a causa de las mordidas llegue a afectar sus huesos. “Ahora tengo comprometidas las dos piernas y un brazo, por eso me tienen que operar. Los perros también me dañaron la cabeza, me destruyeron la oreja, me mordieron los pies, las rodillas y las zonas íntimas. Me mordieron todo el cuerpo”, relató.

Cuando sufrió el tremendo ataque de la jauría Patricia se encontraba trabajando en negro. Después del hecho que casi terminó en tragedia, su padre luchó para que los dueños de la chacra la blanqueen y se hagan cargo de asistirla.

Patricia no sabe cuándo podrá recuperar su vida, volver a trabajar y valerse por sí misma. El dolor que siente en sus músculos – asegura – es insoportable y los analgésicos no le dan resultado. “Los médicos me dijeron que van a ir viendo cómo evolucionan las heridas y así van a definir de qué forma sigue mi tratamiento”, agregó Patricia al agradecer a todos los que la ayudaron y oraron por su recuperación.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario