El clima en Cipolletti

icon
14° Temp
38% Hum
LMCipolletti Las Grutas

Hundirán el quinto barco para bucear al sur de Las Grutas

El Magdalena María está listo para ser sumergido en el Parque Submarino y sumarse al Don Félix, el Mariana Rojamar, el Chiarpesca y el Polarborg. Solo falta un aval de Prefectura. Gran expectativa.

El hundimiento de un nuevo barco en el Parque Submarino de Las Grutas entró en tiempo de descuento. La fecha prevista es el lunes 12 de este mes. Sólo resta un paso administrativo: la autorización de Prefectura.

Claudio Barbieri, uno de los directores de Cota Cero, la firma prestadora turística que impulsó la iniciativa, indicó que esperan se concrete en los próximos días. Apura el cierre de temporada de exportación frutícola por una cuestión logística.

Te puede interesar...

Será el Magdalena María II la quinta embarcación que integrará el complejo subacuático destinado al buceo deportivo, que se erigirá en el más importante de Sudamérica por su magnitud. Es el gran anhelo del empresariado vinculado al rubro dado el movimiento económico que se estima moverá la actividad, lo que permitirá junto con el avistaje de fauna marina, dar un paso más romper con la estacionalidad para que Las Grutas no sea solo un balneario veraniego.

Se trata de una idea que se inició hace poco más de 15 años y que contó con aportes nacionales y provinciales. El proyecto también contempla que las estructuras fondeadas generan vida, ya que se convierten en arrecifes artificiales donde se multiplica la flora y fauna que habita el golfo San Matías.

Arrecifes en barcos hundidos.mp4

El Magdalena María, viejo barco pesquero que durante al menos tres décadas estuvo atracado en el pontón flotante del puerto de San Antonio Este, está listo técnicamente para descansar en el fondo del mar.

En una labor que demandó cerca de 4 años extrajeron el material que pueda afectar al medio marino, como hidrocarburos, motores y todo tipo de residuos que surja de la operación de desmantelamiento. También le quitarán las partes de la estructura que provoquen riesgos para los buzos que lo visiten.

Las tareas se realizaron bajo la inspección de la fuerza naval y fueron aprobados tanto el plan de traslado que efectuará un remolcador de la empresa Nautical, al igual que la inmersión, planificada y ejecutada por el reconocido buzo profesional Tony Brochado y el equipo de empresa de Salvamento y Buceo El Austral junto al Especialista en Salvamento Marcos Guirao.

Hundimiento Mariana Rojamar 2.jpg

El operativo, conocido por el personal pues ya lo hizo en cuatro oportunidades, es un acontecimiento que tiene todos los condimentos para generar un atractivo turístico.

Consiste en arrastrar al Magdalena María con el remolcador y otra embarcación de apoyo que suele ser un pesquero, hasta el sitio del hundimiento ubicado a unos 5 kilómetros al sur de Las Grutas y a unos 10 kilómetros de la costa.

En el lugar, escogido por sus características apropiadas, abrirán el sistema de esclusas, similares a canillas que tiene instaladas en el casco, por donde ingresará el agua progresivamente para que la sumersión se cumpla de manera controlada.

Una vez en el fondo se fija con anclajes previamente colocados para darle el primer estado de estabilidad. Luego el movimiento natural del lecho acomodará “una cama” de arena que consolidará su posición.

Hundimiento Mariana Rojamar 5.jpg

Una flota bajo el mar

El Parque Submarino grutense se comenzó a cristalizar en 2007 con el hundimiento del “Don Félix”, un antiguo pesquero de 28 metros de eslora que durante muchos años estuvo encallado en un sector aledaño al muelle pesquero de San Antonio Oeste, en el denominado “cementerio de barcos”.

Para lograr su inmersión se debió contar con un estudio de impacto ambiental que contó con el aporte de profesionales de la Escuela de Ciencias Marinas de la Universidad Nacional del Comahue.

Luego, en febrero de 2019, fue el turno del “Mariana Rojamar” (de 32 metros) y en mayo siguiente le tocó al “Chiarpesca 59” (49 metros). En junio del año siguiente los acompañó el Polarborg I, del mismo tamaño. El Magdalena María, por su parte, mide poco más 45 metros. Reposarán a una profundidad de entre 20 y 26 metros, según el estado de la marea.

Lo notable que cada uno de ellos se ha convertido en hogar de algas y peces. En pocos meses los casos quedan cubiertos de organismos marinos y es habitual encontrarse con meros, salmones, cabrillas, pulpos y lobos marinos, entre otras especies.

Además de las embarcaciones, el paseo submarino cuenta con una rueda de Rotary Club y una estatua de la virgen Stella Maris, confeccionada por la artista sanantoniense Lidia Gómez.

Tiempo límite

La necesidad de lograr la habilitación de prefectura para avanzar con el hundimiento del Magdalena María radica en que alrededor del 20 de este mes llega el último barco mercante al puerto de San Antonio Este, con lo que quedará cerrada la temporada de exportación frutícola. Y una vez concluido el período ya no dispondrán del remolcador para realizar el traslado, por lo que deberán esperar hasta el año próximo.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario