Hubo mano dura en la ruta para los temibles borrachos

Fueron secuestrados dos autos y una moto en los controles sobre la 22.

La Caminera cipoleña desplegó un gran operativo preventivo en las rutas de la zona con motivo de los festejos de la primavera y no sólo evitó posibles accidentes, sino que pudo sacar de circulación varios vehículos con conductores borrachos. En uno de los casos se vieron obligados a perseguir a dos jóvenes de la localidad de Fernández Oro y los interceptaron sobre la Ruta Nacional 22 tras no acatar las órdenes policiales.

Más allá de la circulación de los móviles por distintos puntos, hubo una intensa labor en los puestos tradicionales ubicados en el acceso a los puentes carreteros y sobre la Ruta Nacional 22, a la altura de la calle Julio Dante Salto.

Te puede interesar...

Las primeras medidas se tomaron en relación con dos automovilistas que redoblaban el nivel permitido de alcohol por litro de sangre ya que, según los aparatos de medición, registraban 1,18 y 1,20 gramos. De acuerdo con fuentes policiales, se adoptaron las disposiciones preventivas típicas de estos casos y fueron secuestradas una Peugeot Partner, de un cipoleño de 23 años, y un Renault Sandero, de un hombre de 33 años oriundo de Centenario.

La incautación de los vehículos se llevó adelante sin ningún tipo de incidente y sus propietarios podrán recuperarlos tras el pago de la correspondiente multa.

El procedimiento se llevó a cabo pasadas las 5 de ayer, y una hora y media después fue el turno de dos jóvenes que se movilizaban en una moto de 110 centímetros cúbicos. Lejos de detenerse en el puesto situado en cercanías del ex peaje, los motociclistas huyeron rumbo al centro cipoleño. Enseguida se montó un operativo cerrojo y policías que se desempeñaban a la salida de los boliches pudieron darles alcance. Antes, los jóvenes habían arrojado varias latas de cerveza y a simple vista se podía advertir que estaban alcoholizados. Tampoco llevaban los cascos reglamentarios y por ese motivo fueron demorados y la moto, una Zanella, quedó secuestrada.

El control de alcoholemia reveló que los jóvenes, de 19 y 22 años, oriundos de Fernández Oro, presentaban casi cuatro veces el nivel permitido de alcohol por litro de sangre: 1,81 gramos. Intervino la jueza de Paz Gabriela Lapuente, quien ordenó su liberación cerca del mediodía, aunque fueron informados de que deberán responder por varias infracciones. La moto quedó secuestrada en la Caminera.

--> No hubo accidentes en la madrugada

La labor policial preventiva en puntos estratégicos de las rutas de la región es fundamental para evitar siniestros y, a la vez, impedir que conductores borrachos sigan circulando.

Ayer, el operativo montado por los integrantes del Cuerpo de Seguridad Vial de Cipolletti resultó muy positivo y no hubo que lamentar accidentes.

La intención de las autoridades es continuar con esta política estricta en materia de controles.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario