Pese a que el encuentro había arrancado desfavorable para la Hormiga cipoleña, el equipo de Mariano Santos tuvo respuestas y juego para sorprender a uno de los grandes mendocinos.

A los 11 minutos, la visita perdía 10 a 0. Comenzó a reaccionar a los 22 con un penal de Facundo Nogueira. Pudo terminar el primer tiempo arriba en el marcador 20 a 13 porque después sumó otro penal el medioscrum, Nicolás Medina apoyó un try y Ceferino Isolabella otro. El 9 estuvo implacable con el pie en la primera mitad.

Durante el segundo tiempo, los cipoleños estiraron la ventaja, que en un momento del partido llegó a ser de 30 a 13 hasta consumir el resto del juego construyendo el inolvidable 33 a 28.

En declaraciones al sitio rugbydecuyo.com.ar, Franco Giambartolomei dijo tras el juego: “Cada partido es una final para nosotros. Por suerte pudimos ahogar su juego y hacer el nuestro”.

La razón por la cual este partido se jugó ayer en Mendoza fue porque los patagónicos deberán disputar al final del ascenso en el Torneo del Interior a fin de mes.

Tuvo hinchada

El equipo no estuvo solo en Mendoza ya que la delegación del rugby infantil que había participado de un encuentro en San Juan llegó a ver las acciones en Mendoza. Fue una gran fiesta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario