El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
29% Hum

Gremios vuelven a la carga contra el jefe de Tránsito

Con nuevas denuncias, podrían pedir que Sales sea despedido.

Las organizaciones del Frente Sindical se reunirán con los máximos funcionarios del Ejecutivo en procura de una "decisión final" a lo que consideran persecusiones y destratos que sigue protagonizando el secretario de Fiscalización, Enrique Sales. No descartan pedir la remoción inmediata del funcionario y, de no haber una respuesta satisfactoria a los planteos, se podrían disponer medidas de fuerza. Entre otras alternativas que barajan existe la de no trabajar en el control del tránsito para la Corrida Ciudad de Cipolletti, que podría impedir su normal desarrollo.

A algo más de una semana de que se resolviera, por intervención directa del intendente Aníbal Tortoriello, un impasse en la situación de la cartera, se han conocido nuevas denuncias contra el accionar de Sales. En concreto, ayer se le comunicó al inspector y dirigente de ATE, Elio Vega, que dejará de trabajar en el área de Tránsito y pasará a la de Comercio.

Te puede interesar...


Vega ya venía de haber sufrido tiempo atrás el polémico requerimiento, por memorándum, de cortarse la barba. Esta medida quedó sin efecto luego que el caso alcanzara repercusión nacional y la oposición frontal de los gremios de la comuna.

Ahora le han ordenado pasar a revistar en Comercio, pese a que en la veintena de años que lleva de empleado municipal siempre estuvo relacionado con Tránsito.

Un segundo reclamo contra el funcionario la suscribió ayer un inspector de Transporte. Según el texto que remitió al FS, ayer por la mañana se encontraba en la plaza San Martín cuando Sales lo vio y le hizo señas para que se acercara. Entonces, el titular de Fiscalización le habría dicho, de modo amenazante, que tuviera "ojo con lo que habla" y que si tenía algo para decir se lo dijera a él porque en la cartera sólo "se hacía lo que él" disponía "sin importar gremios ni nada".

Pero no quedó allí la cosa. Según el denunciante, justo en ese momento un taxi estacionó muy cerca de la vereda para que bajara una mujer de edad avanzada. Fue así que el funcionario se habría puesto a gritar a voz en cuello: "¡Hacele la infracción, hacele la infracción!" en tono intemperante, lo que habría sido escuchado por un taxista de apellido Bernales y dos colegas de éste que cumplen su labor con base en el espacio verde.

Además, existe una tercera denuncia, esta vez de parte de dos inspectoras que recientemente fueron apercibidas porque Sales las observó paradas en el barrio Capellán, a una sin el casco puesto y a la otra con un celular en la mano. Ayer, a propósito de este episodio, el dirigente de ATE y el FS, Héctor Aguilar, dijo: "Es imposible que un inspector se pase todas las horas de trabajo con el casco puesto. Sería una aberración. Yo fui inspector y terminás el día con los piojos que te comen la cabeza, hasta las ideas te cambian del sufrimiento". En cuanto al uso del celular, el gremialista enfatizó que cualquiera, si lo llama la madre, un hijo o la esposa, por ejemplo, seguro que contestaría. "Les vamos a pedir al intendente Aníbal Tortoriello y al secretario de Gobierno, Diego Vázquez, que paren con estas órdenes y contraórdenes en torno a lo que ya habíamos hablado. Les vamos a pedir que tomen una definición, tienen que parar esta locura. La tensión va en aumento y así puede ocurrir una desgracia", enfatizó.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario