Fijarán las reglas para los carritos de comida

Los food trucks tendrán que tramitar habilitaciones de Comercio.

Creativos, saludables y accesibles. Los denominados food trucks serán regulados por ordenanza municipal. El proyecto es impulsado por la concejal Marcela Linhardo y ya tiene el aval para su aprobación en la sesión del Concejo Deliberante que se realizará esta semana.

Atentos al crecimiento que han tenido en los últimos años, consideraron necesario crear un marco regulatorio que dé respuesta a la mayor demanda de comida económica y de calidad. Los food trucks se diferencian de los clásicos carritos de panchos y papas fritas que funcionan en algunas esquinas o acompañan ciertos festejos, por ser emprendimientos gastronómicos de diseño innovador que convierten al vehículo en una suerte de cocina industrial en la vereda.

Te puede interesar...

Para la autora del proyecto, pueden convertirse en una herramienta laboral genuina que esté al alcance de emprendedores gastronómicos y chefs calificados que por ahí no tienen la posibilidad de acceder a la instalación de un restaurante por los excesivos costos que ello implica.

Sin embargo, estos no podrán interferir ni interrumpir el desarrollo de otras actividades existentes en el lugar donde se emplacen, ni obstaculizar el tránsito normal que se desenvuelva en la calle.

La norma, además, establece claramente y para todos los food trucks cuáles serán los productos debidamente protegidos y conservados que pueden comercializar, según las condiciones exigidas por el Código Alimentario Argentino. Estos deberán ser elaborados y cocinados en el carro y a la vista del público.

Las exigencias

No se podrá otorgar más de un permiso a la misma persona física o jurídica, su renovación será anual e intransferible. Para entregarla se exigirá constancia de inscripción en AFIP y en la Agencia de Recaudación Tributaria de Río Negro y un croquis del food truck con el detalle de las instalaciones.

Asimismo, la iniciativa unifica los requisitos que debe cumplir este tipo de emprendimientos en cuanto a cómo deben ser sus instalaciones para elaborar los alimentos y los requisitos de seguridad e higiene para su funcionamiento.

Quedará expresamente prohibido que se instalen sillas, mesas, cartelería y toldos en el exterior, excepto en eventos privados o con autorización previa de la autoridad de aplicación, así como la construcción de instalaciones para cocción a leña o carbón de alimentos y publicidad sonora o visual que contamine el medioambiente.

Tampoco podrán estacionar y operar en lugares distintos a los habilitados ni funcionar a una distancia menor a los 300 metros de un establecimiento gastronómico, salvo que haya sido autorizado. Y de manera extraordinaria, se podrá permitir la relocalización de los food trucks cuando se realicen fiestas populares o eventos deportivos y sociales al aire libre.

Las habilitaciones serán para los que venden comida elaborada, pero no se contempló la situación de los carros de panchos y papas fritas.

¿Y los puestos de panchos?

El Deliberante deberá resolver qué pasará con los actuales puestos de panchos y papas fritas que funcionan en forma permanente en el centro o en los eventos populares al aire libre. ¿Podrán seguir funcionando?

Una nueva moda que traspasa fronteras

La Asociación Argentina de Food Trucks los define como una “propuesta gastronómica creativa, saludable y accesible construida sobre un vehículo autopropulsado o remolcado autosuficiente, con un diseño innovador y atractivo. Las propuestas son llevadas a cabo por pequeños emprendedores que crean las condiciones para una competencia leal y un espíritu de camaradería y colaboración, buscando complementarse para ampliar y mejorar la oferta gastronómica ambulante de calidad disponible”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario