El clima en Cipolletti

icon
30° Temp
10% Hum
LMCipolletti

Festejo rojo y blanco en Cipolletti

Tras un año en la B Nacional, River selló su retorno a la primera división del fútbol. Hubo una multitudinaria celebración de sus hinchas en los barrios y una ruidosa caravana en el centro.

Dieron una "vuelta olímpica" y muchos recorrieron las avenidas haciendo sonar las bocinas de sus autos.
 
Un grito de desahogo. "Dale campeón, dale campeón", cantaban los hinchas de River que apuraban el paso para reunirse a quienes ya copaban la esquina de Roca y España, lugar de encuentro en Cipolletti para toda celebración popular. Ayer River se consagró en la B Nacional y, tras una temporada en la segunda categoría, logró el ansiado ascenso a la elite del fútbol argentino.
El humo de algunas bengalas, los cantos y los cientos de cipoleños que salieron a las calles dejaron en evidencia que el furor de las redes sociales multiplica debates aún cuando son disparatados. En la semana hubo acaloradas discusiones, incluso entre hinchas millonarios, sobre si debía o no celebrarse la vuelta a Primera. Ser campeón, volver al lugar que históricamente se ocupó o simplemente dejar atrás lo que consideraron una larga pesadilla son motivos válidos para el festejo.
Algunas detonaciones de bombas de estruendo ya se habían escuchado con el primer gol millonario, convertido por David Trezeguet en el arranque del segundo tiempo para poner a su equipo 1-0 ante Almirante Brown. Se preveía un final de campeonato que pondría a prueba los nervios de los hinchas de River: además de su partido se jugaban otros tres para definir los dos ascensos directos. Terminó ganando 2-0.
Pero el gol del jugador franco-argentino sumado a otros resultados que los favorecían les permitieron comenzar a mirar el reloj sólo para saber cuánto faltaba para dejar atrás el paso por la "B".
"Fueron 363 días" lejos de la primera división, recordó uno de los hinchas ya sin el peso de jugar en el ascenso. Poco después, se unía a una simbólica vuelta olímpica: cuando las camisetas con la banda roja ya se contaban por cientos, los hinchas comenzaron a recorrer la céntrica calle Roca con el sonido de los bombos encabezando la marcha. Llegaron hasta 25 de Mayo y retomaron hacia la plaza por Yrigoyen. Comerciantes y clientes se sumaban a los cantos mientras la columna pasaba frente a ellos.
Más tarde, muchos volvieron a sus autos y motos y extendieron la vuelta. La caravana recorrió varias calles haciendo sonar las bocinas. Las banderas, con la velocidad de los vehículos, flameaban con más fuerza. A esa altura, la polémica por el fuera de juego en el primer gol, las críticas hacia los jugadores por tal o cual error durante las 38 fechas del campeonato y hasta el penal que el propio Trezeguet no pudo convertir en el epílogo del encuentro eran anécdotas. River ya era de Primera. Otra vez.
 
¿Hoy se repite?
Esta tarde se define el torneo Clausura de Primera División y hay tres equipos con chances de ganarlo. Sin embargo, hay motivos para dudar de una multitudinaria celebración. Los dos clubes que marchan primeros tienen sus hinchas concentrados cerca de su estadio: Tigre y Arsenal. El tercero en discordia es Boca, pero para ser campeón hoy necesita ganar y que pierdan los dos líderes.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario