Fede Bal rompió en llanto por el estado de salud de su padre

"Me siento roto, porque que se vaya un papá creo que es lo peor que te puede pasar en la vida. Perder un hijo, ni me quiero imaginar", dijo el actor, entre lágrimas, luego de bailar el duelo de bachata contra la pareja de Silvina Escudero.

"El show debe continuar", suelen decir muchas figuras del espectáculo. Para muchos, como Federico Bal, esa frase no es sólo un slogan. Este lunes el actor compitió en el Súper duelo de Showmatch, a horas de que su padre, Santiago Bal, sea inducido en un coma farmacológico.

Con la voz quebrada, y sin poder contener las lágrimas, el hijo de Carmen Barbieri describió la situación del actor de 83 años (que lleva meses internado en el Instituto Médico de Alta Complejidad) y explicó por qué decidió no ausentarse del programa.

Te puede interesar...

"Papá está muy mal...", arrancó diciendo. "Y acá me siento vivo, es el único momento del día donde me olvido de los problemas. Verme llorando no es lindo, pero es la vida", agregó.

"Hoy lo único que queda es rezar por papá. Está muy deteriorado y entró en un cuadro en el que ya no podía respirar. Está todo comprometido, tratamos de acompañarlo y decirle que hay un lugar mejor. Si sale de esta tampoco es vida. A veces, los familiares sentimos un cierto alivio que uno tiene que sentir y transmitírselo a la persona. Nos deja una familia hermosa, me dio los mejores 30 años de mi vida, es hora de que se ocupe de él. Y ocuparse de él también es irse. Me siento roto, que se vaya un papá es lo peor que te puede pasar en la vida", consideró.

“Me siento roto, porque que se vaya un papá creo que es lo peor que te puede pasar en la vida. Perder un hijo, ni me quiero imaginar. Son momentos que atravesamos todos. Y siento que es difícil para los dos porque me siento en falta”, subrayó.

Frente a la tristeza de todos los presentes, Fede recalcó quebrado en llanto: “Yo viví treinta años al lado de un papá súper enfermo. Una salud horrible. Y aprendí a valorar mucho más la vida. No es una frase hecha. Hace poco él quería tomar una gaseosa que se la conseguí y los médicos no lo dejaban. Y se la puso con una gasita en los labios. No sabés la cara de ese hombre. Yo lo filmé. Muchos me criticaron, todo el tiempo critica la gente. Hagan fila para criticarme, es mi papá y es mi realidad. El tipo dijo: ‘Me acuerdo cuando era chiquito, jugaba en el barrio y tomaba esta gaseosa’. O sea , su cabeza ya está yéndose. Y yo entendí que ya está. Que también llega un punto donde la persona tiene que irse”.

“Yo normalicé la muerte, mucho más de lo que ustedes piensan del otro lado. Lloro porque es mi papá y uno nunca está preparado para eso. Pero yo la muerte la normalicé como la vida. Todo el tiempo estuve viviendo momentos en los que él se estaba por ir. Y hoy tal vez sea el momento”, concluyó.

Con una mezcla de emociones en estado de ebullición, Bal destacó el trabajo y el acompañamiento de su coach, Nahuel Leguizamón, y su partenaire, Lourdes Sánchez; al tiempo que señaló que sus contrincantes, Silvina Escudero y Jonathan Lazarte, merecían ganar el duelo por su impecable performance.

No obstante, minutos después, el jurado y los integrantes del VAR, le dieron un voto de apoyo a su equipo y la dupla Escudero tuvo que medirse en el ritmo merengue, del cual salió airosa.

Embed

LEÉ MÁS

Santiago Bal fue internado por una neumonía y está en coma

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario