El clima en Cipolletti

icon
31° Temp
29% Hum
LMCipolletti casa

Falso trabajador de Edersa entró a la casa de una abuela para robarle

Un hombre se hizo pasar por un operario de Edersa para ingresar a una casa con fines de robo y quedó grabado por las cámaras de seguridad.

Un falso operario de Edersa convenció a una abuela de 84 años para entrar a su casa, en el barrio 400 Viviendas, y verificar una supuesta falla eléctrica. Revisó toda la vivienda, y cuando se percató de las cámaras de seguridad, le pidió dinero para comprar otra térmica y cables de electricidad, y desapareció.

Su hija, Viviana Sobarzo, relató el episodio para alertar a la comunidad. Cree que las cámaras y la oportuna visita de una vecina al domicilio de su madre la salvaron de sufrir un hecho violento y desgraciado. De acuerdo a su relato, el falso operario se presentó el sábado por la tarde, alrededor de las 17.45, para verificar sus instalaciones. El sector había sufrido un corte de luz durante la noche. Sin embargo, el servicio luego se reestableció sin problemas, y le llamó la atención que de igual forma un operario acuda a su domicilio. Ni siquiera había hecho un reclamo.

Te puede interesar...

El hombre presentó una identificación trucha e insistió para entrar a revisar la térmica, los cables y enchufes. La abuela accedió, y una vez adentro comenzó a recorrer y revisar todas sus instalaciones. "Fue al baño, fue a los dormitorios, y cuando se percata que había cámaras de seguridad, las termina corriendo de dos manotazos y se tapa la cara con un codo", advirtió Viviana. Pero, al principio quedó registrado su accionar.

La abuela, además, no estaba sola. Justo había ido una vecina de visita, a quien le pidió que se quede hasta que el falso trabajador se retirase del lugar.

Entonces, el hombre le pidió 2 mil pesos para comprar otra térmica y cables de luz; y mientras la abuela buscaba el efectivo, él se retiró de la casa y ya no volvió.

Viviana, su hija, se dio cuenta de la maniobra justo a tiempo porque tiene acceso a las cámaras de seguridad. De inmediato, se comunicó telefónicamente con su madre para que no le abriera la puerta, si el sospechoso volvía; y la espere porque estaba saliendo para allá.

Afortunadamente, el hombre no regresó. Tampoco se llevó nada de la casa, aunque anduvo revolviendo sus pertenencias más íntimas. "De valor no se llevó nada. Para mí buscaba dinero porque tenía toda su ropa revuelta, y luego revisó el baño. Iba y venía, dando vueltas por todos lados", comentó Sobarzo.

En diálogo con LMCipolletti, dijo que luego hicieron algunas averiguaciones en Edersa para verificar si habían mandado a su personal a realizar un arreglo en la casa de su madre. "Nos dijeron que no, y que si lo hacen llegan hasta la puerta o el pilar de los domicilios. No tienen permitido ingresar", agregó la mujer.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

3.5714285714286% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
96.428571428571% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario