Facundo presentó por primera vez respuestas neurológicas

Lo dijo la mamá de Facundo Agüero, quien lleva un mes internado en el hospital de Neuquén. Hubo tres policías separados tras el video en el que se ve cómo lo golpean en el piso.

Agustina Benatti

policiales@lmneuquen.com.ar

A sólo metros de distancia de la habitación del hospital Heller donde se encuentra internado su hijo, Adelina Rivas no dejó afuera ningún detalle al hablar de Facundo. Un mes atrás, el chico familiero, tranquilo y alegre que describió su mamá presentó respuestas neurológicas por primera vez desde el episodio que incluyó una brutal golpiza policial. En un primer momento, había ingresado al Castro Rendón en estado de coma.

"El doctor nos dijo que Facundo respondió a la orden de que mueva el brazo, y lo hizo. Hay que esperar y darle tiempo", explicó ayer a la tarde antes de ingresar a verlo. Si bien el resto de los órganos funciona con normalidad y no utiliza respirador artificial, su cuadro neurológico era la principal preocupación de los médicos.

Apenas tres meses antes de ser brutalmente golpeado, el joven de 22 años había llegado desde Picún Leufú para perseguir una oferta laboral. Incluso antes de llegar a Neuquén, en diciembre de 2017, había intentado estudiar Enfermería en Cutral Co, pero por cuestiones económicas no pudo terminar el primer año.

"Hoy no entiendo por qué él tiene que estar viviendo esto, pero lo único que quiero es que Dios me lo devuelva como él era", confió su mamá con los ojos llenos de lágrimas. Frente a esto, el nuevo parte médico fue esperanzador: “Yo tengo la plena confianza y seguridad de que él va a salir de esta”.

“Con lo que pasó, yo a mi hijo no lo dejo en Neuquén, me lo llevo conmigo”, afirmó Adelina y agregó que, además de sufrir al verlo en ese estado, se expuso a que su hijo fuera estigmatizado al ser tratado como “un negrito, un ratero y un delincuente”.

Lo único que quiero es que Dios me lo devuelva como él era

“Mi hijo es un chico tranquilo y muy respetuoso, cuando lo vi así me quería morir. No entendía qué había pasado ni cómo”, indicó la mujer, y se propuso reconstruir las últimas horas antes de que quedara en coma (ver aparte).

Con la mirada tranquila, Adelina confió a LMN que no vio el video de la golpiza y relató que ya había hablado con su hijo sobre una posible adicción. “Yo le pregunté si tenía problemas con las drogas y me dijo ‘No mamá, sí probé, pero nunca más’. Le hablé del mal que le podía hacer, pero como mamá te das cuenta si está drogado. Nunca lo vi hacer nada malo”, expresó.

pieza-golpiza.jpg

Juntó pruebas y reconstruyó lo ocurrido

Al ver a su hijo en coma y con varios golpes por todo el cuerpo, Adelina no aceptó la primera versión de que Facundo había caído de un paredón, tal como le dijeron los médicos, y decidió no parar hasta reconstruir qué le había pasado. Desde ese momento, comenzó a armar el rompecabezas de esa tarde y todo lo que encontró lo puso a disposición de la Justicia.

“Yo lo único que le pedí al fiscal es que esto no quedara como el caso de Sergio Ávalos guardado en un escritorio o que después se borren cámaras y cosas”, contó la mujer y agregó que resultó fundamental haber radicado la denuncia rápidamente.

La primera duda surgió al encontrar una factura en la billetera de su hijo que correspondía a la colonia que el policía de custodia en el hospital sostenía que Facundo había robado. Sin comprender lo que había sucedido, la mujer pidió ayuda en su facebook a cualquier persona que tuviera información sobre lo ocurrido. A partir de allí, denunció a la Policía y con el paso de los días fue aportando más información a la causa. Sin embargo, aseguró que además del dolor que vivió como madre, se expuso a la estigmatización de su hijo.

A un mes de lo ocurrido y luego de que surgieran varias hipótesis, Adelina aseguró que finalmente sucedió lo que ella pensaba: “Nunca dudé de lo que vi, a mi hijo lo cagó a palos la Policía”. Frente a esto, confió que si bien lo más importante ahora es la evolución de Facundo, como madre no va a parar hasta “que los responsables paguen con cárcel”.

Quedó en coma por psicosis cocaínica

El informe del perito médico forense confirmó que el joven quedó en coma a partir de un brote psicótico tras consumir cocaína y que su cuadro se complicó durante la situación de lucha. Si bien en ningún momento agredió, defenderse de los efectivos más la exaltación por la droga devino en un paro cardiorrespiratorio.

A un mes de la golpiza, el joven presenta leves mejorías neurológicas.

Embed

LEÉ MÁS

La Policía investiga "accionar abusivo" de los agentes y evalúa expulsiones

Así fue la brutal golpiza de la Policía a Facundo

Facundo estuvo 7 minutos muerto tras la dura golpiza

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario