Excarcelan a los dos únicos presos de la megabanda

Se confirmó ayer que José Forno y Sandro Gerez usarán tobilleras. Duras críticas a la fiscalía local.

Como lo anticipó este diario, José “Chiqui” Forno y Sandro Gerez Dervez están virtualmente en libertad aunque monitoreados de manera electrónica con tobilleras. La medida fue confirmada ayer por el juez Álvaro Meynet, quien también cuestionó a los fiscales cipoleños por las demoras en llevarlos a juicio oral. Enojado, recordó que un tribunal de impugnación coincidió con su parecer “alertando categóricamente sobre la extensa duración del proceso y exhortando a sus actores a darle mayor celeridad al trámite”.

De esta forma, los dos únicos presos en la causa de la megabanda de boqueteros y entraderas dejarán la cárcel en los próximos días y pasarán a cumplir una medida restrictiva de su libertad en sus domicilios. Lo resuelto ayer al mediodía por Meynet fue un mazazo para la fiscalía integrada por Santiago Márquez Gauna, Guillermo Merlo y Gustavo Herrera, quienes la semana pasada habían mostrado su férrea oposición a la excarcelación de Forno y Gerez.

A principios de esta semana, en el primer encuentro con Meynet, reiteraron su negativa a otorgarles la prisión domiciliaria a los detenidos y alertaron que podían fugarse al vecino país de Chile. También había temor por la fragilidad de las tobilleras electrónicas, que tienen un moderno sistema de GPS pero que ya algunos delincuentes forzaron y les sirvió para evadir el control de la ley, advirtieron fuentes judiciales. En menos de cinco días, dos presos con salidas transitorias de Cipolletti y Roca se sacaron el dispositivo y en la actualidad están declarados prófugos de la Justicia.

Pero más allá de la posición adoptada por los fiscales, el juez Meynet apoyó la resolución de su par Julio Sueldo, quien en primera instancia había dispuesto la excarcelación de los presuntos integrantes de la megabanda.

Al momento de analizar el recurso, Meynet recordó que la causa tramitó con el anterior Código Procesal Penal y que tanto Forno como Gerez están detenidos desde mayo de 2016 y fueron indagados y procesados por el juez de instrucción del viejo sistema bajo la figura de asociación ilícita el primero (Forno) en calidad de organizador.

Indicó Meynet que ese mismo año, la ex Cámara del Crimen respaldó los procesamientos y prisiones preventivas.

La confirmación de su excarcelación no sólo puso contento a Forno, sino que su opinión en relación con la frustrada audiencia de control de acusación se vio refrendada en parte por Meynet. “Tuvieron dos años y dos meses para hacer un trabajo prolijo, pero no lo hicieron y eso es exclusiva responsabilidad del Ministerio Público Fiscal”, se quejó el presunto líder de la megabanda, que posiblemente la semana próxima se reencuentre con sus cinco hijos y el resto de su familia. El jueves, una sobrina lo defendió a viva voz en plena audiencia.

“Más allá de la normativa vigente, dije que había que hacer una interpretación armónica de las garantías en juego”.“Los hechos fueron confirmados por la Cámara Segunda hace dos años y aún no se avanzó a la etapa siguiente”.Álvaro Meynet. Juez cipoleño

LEÉ MÁS

Apuran el juicio contra la megabanda de boqueteros

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario