Evitaron una nueva toma

La Policía impidió que familias paraguayas usurparan un terreno.

Un grupo de personas, en su mayoría de origen paraguayo, intentó este fin de semana ocupar un terreno ubicado a pocos metros del río Neuquén, en una zona lindera a la toma 2 de Agosto, en Costa Norte. Las fuerzas policiales fueron alertadas rápidamente de esta situación y armaron un operativo que logró impedir la ocupación. Sin embargo, las familias no se resignaron y volvieron a intentar usurpar los terrenos, pero otra vez fueron repelidas por los uniformados.

Según se informó, el predio que quisieron ocupar pertenece a la familia Lizarraga. Desde la Policía de Río Negro se informó que el primer intento de toma ocurrió el sábado, pero lograron sofocarlo rápidamente. Sin embargo, ayer estas personas, paraguayas en su amplia mayoría, volvieron a hacerse presente en el lugar pero más organizadas y en mayor cantidad. En ese contexto, la situación se agudizó aún más por lo que se implementó un importante operativo policial.

Los patrulleros y camionetas realizaron numerosos viajes llevando uniformados, mientras que también se hicieron presentes en el lugar la fiscal Rocío Guiñazú y el fiscal de cámara Gustavo Herrera.

La situación por momentos fue tensa, ya que los ocupantes se negaban a retirarse y aseguraban no tener dónde vivir. La intervención de la Fiscalía fue indispensable para lograr calmar las aguas, aunque de igual manera anoche, al cierre de esta edición, se temía un nuevo intento de usurpación.

Para evitar que la toma se concretara, una importante cantidad de policías se quedó ayer haciendo guardia en el predio.

Los asentamientos crecen

Actualmente son 36 las tomas reconocidas oficialmente, aunque se sabe que hay algunos pequeños terrenos ocupados que quedan por lo general fuera de los registros. La realidad es que en muchos casos los lotes ya están completamente ocupados y llegan familias todas las semanas, en muchos casos de ciudades vecinas. Así, se van anexando terrenos y ampliando los asentamientos irregulares ya existentes.

En otros casos, como el de este último fin de semana, se busca crear nuevas barriadas. Estos intentos de ocupaciones son de los más diversos. Si bien es cierto que nacen de una necesidad real de viviendas, muchas veces detrás de este tipo de usurpaciones se encuentran punteros, narcos y hasta los propios dueños, que pretenden negociar con el Estado la compra de los terrenos.

2 fueron los intentos de instalarse de las familias en un predio cercano al río.

El primer intento ocurrió el sábado, pero fue repelido rápidamente por la Policía. Mientras que ayer, un número bastante mayor de personas, y más organizadas, se acercó para intentar nuevamente usurpar los terrenos. Esta vez el operativo que tuvo que desplegar la Policía fue más grande.

LEÉ MÁS

Niegan usurpación de una casa: "Era un aguantadero"

Denuncian la usurpación de una casa en el Barrio Obrero

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario