Al respecto, el titular de la Cámara de Industria y Comercio, José Luis Bunter, explicó a LM Cipolletti que en la ciudad el nivel de ventas acompañó los números nacionales, con una caída del 6,4%. “Las ventas fueron en picada en todos los rubros, y también hubo la particularidad este año de que la gente compró todo lo más barato. Compraron regalería, perfumería y artículos del hogar, pero de estos sólo los más económicos”, consignó.

El año pasado las ventas ya habían caído un 3,7 por ciento con respecto a la misma fecha del 2016, lo que generó un acumulado bienal de más del 10 por ciento en la baja de las ventas.

En promedio, la factura del regalo se ubicó en 680 pesos por operación, según lo relevado desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME). “Pero 680 pesos a nivel nacional es un buen número para el comerciante, a nivel del Valle no, porque mantener todo es mucho más caro”, explicó Bunter. Otra particularidad que se evidenció en esta oportunidad es que para adquirir los regalos se utilizaron dos y hasta tres tarjetas de crédito en un solo producto, situación que llamó mucho la atención en los negocios locales, al notar un exceso de compradores con las tarjetas al límite.

Los comercios sentirán fuertemente el incremento del impuesto.
Los comercios sentirán fuertemente el incremento del impuesto.
Los comercios sentirán fuertemente el incremento del impuesto.

“Cuando se empiezan a utilizar de forma masiva dos o tres tarjetas para pagar un solo producto no es nada bueno. Venimos con ventas bajas desde principios de año, con una saturación de compras en 12 cuotas, y teniendo en cuenta que el año pasado cayó un 3 por ciento la venta y este año un 6,4”, agregó. Desde el sector sostuvieron que el mundial de fútbol, los constantes días de frío y la situación económica general no acompañaron las expectativas puestas en esta fecha para generar un repunte en los ingresos, y aseguraron que esperan otros dos o tres meses muy complicados para los comercios cipoleños.

Un indicativo del mal momento económico que se está viviendo fue que muchos cipoleños utilizaron hasta tres tarjetas para comprar un producto.

Nueva ola de cierre de comercios

Además de hacerles frente a la baja de las ventas, los comerciantes sufren los aumentos del agua, la luz y el gas y los impuestos. Por eso, en las últimas semanas se registró una nueva ola de cierre de negocios en la ciudad. “Este mes ya me avisaron que van a cerrar tres grandes negocios, dos en el centro y uno en los barrios, porque el costo fijo es tan alto que no dan los números”, sostuvo José Luis Bunter, de la CIC. “Y el comercio que cierra se va a vender online, de forma ilegal, sin pagar ningún tipo de impuesto a nadie, algo que nos termina hundiendo aún más a los que quedamos”, agregó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario