Esperan una pericia para avanzar con un juicio por asesinato

El proceso por el horrendo crimen del cipoleño Pablo Gonzalvez se reabrirá la semana próxima, y las partes buscarán concretar la exposición de los alegatos.

El martes, por la tarde, continuará el juicio por el crimen del joven Pablo Nicolás Gonzalvez, con la mirada puesta en el resultado de una pericia. También está prevista la presentación de más testigos.

Hasta el momento, declararon los policías que intervinieron en los primeros momentos y el médico forense encargado de la autopsia. También hizo su aporte un joven que compró nafta en una estación de servicio de Cipolletti. Este combustible finalmente fue utilizado para rociar a la víctima y prenderla fuego.

Más allá de la programación inicial, el proceso oral en contra de Jorge Antonio Argüello, de 19 años, y dos menores de 16 y 17, podría extenderse hasta diciembre, con la exposición de los alegatos. Los tres imputados enfrentan la grave acusación de homicidio agravado, un delito que contempla penas de prisión perpetua.

El tribunal encargado de presidir el debate está integrado por Julio Sueldo, Alejandra Berenguer y Álvaro Meynet mientras que la fiscalía es llevada adelante por Gustavo Herrera y Martín Pezzetta.

Asimismo, la querellante es la madre de la víctima. La defensa está a cargo de defensores oficiales y particulares.

El hecho

Quemado vivo y arrojado a un pozo

Los acusados por el crimen ocurrido el 11 de abril de 2015, a escasos metros de la Casa de la Música, son Jorge Antonio Argüello, de 19 años, y dos adolescentes de 16 y 17.

Pablo Gonzalvez murió luego de una feroz golpiza, además de ser quemado vivo y arrojado a un pozo.

Según la instrucción, la víctima y sus asesinos compartieron bebidas alcohólicas e inhalaron nafta. Después se desencadenó el ataque contra Gonzalvez.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario