Entraron con un arma a una parrilla, pero no para robar

Los hermanos, que habían sido detenidos, quedaron en libertad.

Los dos hermanos detenidos que increparon al cliente de una parrilla en el barrio Luis Piedrabuena con un revólver calibre 22 recuperaron la libertad al día siguiente. La fiscalía desechó la teoría de un supuesto robo en el comercio de Paraguay al 1500. Fueron amenazas calificadas, pero la víctima no sintió temor, al punto que ella también los amenazó. Literalmente, les dijo que los iba a “hacer mierda”. Se retiró del lugar y no quiso hacer la denuncia.

Por eso, los jóvenes atrapados ni siquiera llegaron a una audiencia de formulación de cargos. La Justicia no podía sostener la acusación si la supuesta víctima de las amenazas no quería denunciarlos, y sin denuncia no había delito que investigar.

Te puede interesar...

Testigos confirmaron que el hecho no había sido un robo. Los sospechosos habían ingresado al comercio para amenazar e insultar a un cliente. No tuvieron la intención de robar nada.

Ocurrió el sábado pasado, alrededor de las 13:45. Un llamado al Comando Radioeléctrico alertó al personal policial, que concurrió al lugar de forma inmediata y los detuvo. Portaban un arma, pero no era apta para disparar, según la pericia que realizaron los expertos de la policía rionegrina.

Chocó el patrullero

Tampoco se les podía atribuir a los detenidos el choque que protagonizó el patrullero cuando acudió al lugar. Era una camioneta policial que circulaba por Venezuela hacia Naciones Unidas, que impactó a una Renault Kangoo verde en la esquina del hospital.

De esta manera, no había motivos para que siguieran detenidos, sin denuncia ni hecho delictivo a investigar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario