El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
32% Hum

Enorme preocupación en los gremios por la estampida inflacionaria

En la Uocra consideran que la situación está castigando los hogares y esperan que las paritarias de su rubro permitan superar el 50% de aumento salarial. En ATE resaltaron también el impacto negativo y apuestan a la continuidad de las paritarias.

En los gremios de los sectores público y privado se recibió como un verdadero "mazazo" el nuevo reporte de la inflación proporcionado por el Indec, que arrojó para marzo un alza de precios del 6,7 por ciento. En el primer trimestre del año, la espiral inflacionaria acumula un más que preocupante 16,1 por ciento. La inflación interanual ya alcanza un 55,1%, nada menos.

La inquietud cunde en el mundo sindical, por cuanto la pérdida del poder adquisitivo vuelve muy vulnerables las paritarias que ya se han cerrado para la primera parte del año y condiciona las que se están abriendo en estos días, ya que los márgenes de negociación tendrán que contemplar porcentajes de aumento de los salarios sumamente elevados. No hay otra forma de contrarrestar lo que está pasando, se asegura.

Te puede interesar...

El referente de la Uocra provincial, Juan Garrido, fue contundente al afirmar que "a nosotros nos pega con todo la inflación", debido al retraso en que quedan los sueldos respecto a los precios, en un gremio en el que un trabajador de la categoría ayudante no cobra más de 35.000 pesos por quincena, con lo que en el mes completo redondea unos $70.000, lo que lo coloca por debajo de la canasta de pobreza, que supera los $83.000.

El dirigente de uno de los gremios más importantes del sector privado indicó que su organización figura entre las organizaciones que, a nivel nacional, adelantarán la discusión de las paritarias del año. "Esperemos que lo que se acuerde no esté por debajo de un 50-54 por ciento de incremento salarial", enfatizó y se mostró esperanzado en lo que pueda llevar a cabo la conducción nacional del sindicato.

"Queremos que se logre un buen aumento", insistió y lamentó el perjuicio que la inflación ocasiona a los hogares de las familias trabajadoras, sobre todo, a las que pertenecen a los "gremios más pobres".

Como sindicato del sector público, en ATE observan con inquietud el deterioro de los ingresos de los empleados del Estado. El dirigente local Jorge Núñez manifestó que "el impacto de la inflación es terrible" para los hogares de los trabajadores y dijo que "hay gran preocupación" por lo que está ocurriendo con la economía y los precios.

Expresó que, atento a la situación, su gremio ha conseguido que, a nivel provincial, se haya pautado una reapertura de las discusiones paritarias para junio, en lugar de julio, como se había programado inicialmente. Igual, destacó la necesidad de hacer un seguimiento de la evolución de la inflación mes a mes, sin cerrar la posibilidad de que las paritarias se mantengan abiertas en forma permanente.

Para Núñez, de continuar la actual escalada habría que proceder a "actualizar" los ingresos de los trabajadores lo antes posible, para evitar un derrumbe generalizado del poder adquisitivo de los salarios.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario