En Roca, Allen y Oro se impusieron los oficialismos locales

En las tres ciudades se impuso el gobierno. En Allen, con polémica.

Los oficialismos se hicieron fuertes en las principales ciudades que eligieron ayer a su próximo gobierno. Roca, Allen y Fernández Oro renovaron la confianza en los signos políticos que ocupan actualmente el Ejecutivo.

María Emilia Soria iniciará el 10 de diciembre el quinto mandato consecutivo de un miembro de su familia en la intendencia de Roca. Con un triunfo muy claro, aunque perdiendo algunas bancas para el Concejo Deliberante, la actual diputada continuará con un mandato que comenzó con su padre Carlos, por dos períodos, y continuó con ocho años de gestión de su hermano, Martín.

Te puede interesar...

Con más del 60 por ciento de las mesas escrutadas, Soria obtenía el 57% de los votos, contra el 31% que lograba Andrés Barresi, de Juntos.

Fernández Oro

El recuento de votos se vivió con gran nerviosismo en Fernández Oro. Separados por escasos 250 metros los búnkers de Mariano Lavín (Todos Somos Oro) y Juan Reggioni (Frente para la Victoria).

El intendente se impuso por un margen más pequeño, pero minutos después de las 21 desató los festejos. “Con el cien por ciento de las mesas escrutadas, tenemos una diferencia de 161 votos”, dijo Lavin antes de iniciar la celebración.

Triunfo con asterisco

En una elección reñida, en medio de un escenario complejo por la cantidad de candidatos, Liliana Martín retuvo la intendencia para Juntos Somos Río Negro. La sucesora de Sabina Costa se imponía anoche por un margen escaso, de menos de cinco puntos porcentuales, por sobre Leonardo Boela.

El resultado, con el 80 por ciento de las mesas escrutadas, le daba a Martín el 33% de los votos contra el 30% de Boela. Con ese resultado, el oficialismo lograba cuatro bancas en el Concejo Deliberante.

El escrutinio provisorio fue polémico y derivará en protestas formales ante la Justicia Electoral (ver aparte). Tras una campaña polémica, la mesa estaba servida para un acto eleccionario complicado en Allen, y así fue. En el inicio del recuento los problemas se volvieron palpables y se anuló una mesa porque sobraban votos.

Según confirmaron referentes de varios partidos, las autoridades electorales de dos mesas decidieron anular el resultado completo del escrutinio provisorio porque había dos sobres más que la cantidad de electores. La cifra de vecinos que habían votado era coincidente entre el registro oficial y el que llevan adelante los fiscales.

“Estoy sumamente feliz porque el pueblo no dejó que se pierda todo lo que habíamos conseguido”, manifestó Costa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario