El clima en Cipolletti

icon
32° Temp
9% Hum
LMCipolletti

En busca de la innovación tecnológica regional

El INTA, Pazima, La Deliciosa y la Universidad Nacional del Comahue trabajan en la construcción de la primera plataforma automotriz nacional para poda y cosecha en serie para la fruticultura.

Cipolletti.- El INTA, Pazima, La Deliciosa y la Universidad Nacional del Comahue trabajan en la construcción de la primera plataforma automotriz nacional para poda y cosecha en serie para la fruticultura. Se espera que los primeros modelos comerciales estén listos en 2013.

Las plataformas son ayudas mecánicas que permiten mejorar la productividad y las condiciones de trabajo del operario, además de reemplazar a las pesadas escaleras y a los envases recolectores en cosecha, ampliamente difundidos en los valles del Norte de la Patagonia.

“En Argentina y otros países de Latinoamérica no existe ninguna fabricación en serie de este tipo de máquinas”, expresaron los involucrados en este proyecto, Carlos Magdalena (INTA), Alcides Di Prinzio (Universidad Nacional del Comahue), Pedro Pasin (Pazima S.A.) y Pablo Veronés (La Deliciosa S.A.).

La idea de trabajar juntos en esta innovación tecnológica “surge en el marco del convenio existente entre el INTA Alto Valle, la Universidad Nacional del Comahue y la firma Pazima, con más de cincuenta años en el mercado de maquinaria agrícola, a quienes se suma la Sociedad Anónima La Deliciosa con una necesidad concreta: disponer de ayudas mecánicas para cosecha y poda en su establecimiento de producción orgánica de peras y manzanas”, manifestaron.

A raíz de este pedido puntual de la empresa, la decisión de rubricar un nuevo acuerdo de cooperación conjunta y la aprobación del financiamiento de los primeros cuatro equipos, “hoy es posible avanzar en el desarrollo de la primera plataforma en serie para la fruticultura en nuestra región, comprendida por las provincias de Río Negro y Neuquén”, puntualizaron.

De escaleras a plataformas

A nivel mundial, la fruta destinada a mercado en fresco es cosechada a mano, debido al elevado nivel de calidad visual que debe conservar para su comercialización. En las regiones frutícolas del Norte de la Patagonia y de la República argentina en general, la forma más popular de recolección son las escaleras de gran peso y altura, implementos que ocasionan riesgos y requieren de un importante compromiso físico por parte del operario durante las tareas de poda y cosecha.

“Una forma de aumentar la productividad y mejorar la calidad y las condiciones de trabajo es trabajar con plataformas o ayudas mecánicas, donde el operador está dispuesto en un lugar confortable y ergonómico”, manifestó Carlos Magdalena.

El INTA Alto Valle trabaja en la evaluación de plataformas para poda, cosecha y otras labores culturales en fruticultura, con el fin de adaptar esta tecnología a las condiciones productivas regionales y garantizar la sostenibilidad del trabajo rural en las provincias de Río Negro y Neuquén. Estos acuerdos para fabricar maquinaria en una de las principales zonas frutícolas del país muestran una clara voluntad de los participantes del proyecto de trabajar sobre el agregado de valor en origen.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario