El Tigresito y Valdebenito negaron matar a Miguez

Los acusados rechazaron ser los autores del crimen "por error" en el barrio La Paz. Hasta el viernes declararán 43 testigos.

Raúl Valdebenito y Juan “Tigresito” Ancao se declararon inocentes de asesinar a Jonathan Miguez y los tres acusados por encubrimiento y tenencia ilegal de arma recibieron la probation.

En la primera audiencia por el crimen, además de los principales acusados declaró la madre de la víctima, Delma Cofré, quien reclamó justicia por su hijo.

Miguez fue asesinado en 2012, presuntamente por una confusión. Según la teoría de la fiscalía, Valdebenito siguió a un hombre, que había entrado a robar al taller mecánico de su padre, hasta el barrio La Paz, donde se reunió con el Tigresito y tiempo después vieron salir a un joven de similares características. Lo siguieron y Ancao le habría efectuado dos disparos en la cabeza.

Los abogados de Valdebenito, Marcelo Inaudi y Oscar Pandolfi, intentaron despegarlo de la escena asegurando que no había pruebas, y hasta plantearon que hay indicios sobre el verdadero homicida.

Pandolfi mostró una declaración que la mujer había hecho en Fiscalía mucho tiempo antes, en la cual afirmaba una ex nuera le aseguró que un tal “Virus” sabía quién había matado a Jonathan.

Cofré, una policía retirada, le quitó importancia al testimonio, ya que dijo que era un simple comentario. La defensa planteó que es por esa línea de investigación que debe ir la Fiscalía y no por la hipótesis del asesinato por error que involucra a Valdebenito y a Ancao.

Hasta el viernes, los jueces César Gutiérrez Elcarás, Guillermo Baquero Lascano y Sonia Martín escucharán a 43 testigos y los alegatos de las partes.

Los encubridores, en libertad

Los imputados por encubrimiento y tenencia ilegal de armas se declararon culpables y para acceder a la suspensión del juicio a prueba. Argumentó que los procesados se comprometían a pagar la multa correspondiente más una suma de 5000 pesos. El tribunal accedió y la fiscalía no opuso resistencia, sólo demandó la condición de que los acusados quedaran inhabilitados para poseer armas. La medida benefició a Ailín Solís, Johnatan Carvallo y María Herrera.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario