El "Ruso" Osman cuelga la fusta a los 72 años y tras casi 20 mil carreras

Un ídolo de las cuadreras que triunfó en pistas de Río Negro, Neuquén y otras provincias cercanas, anunció su retiro.

Por Luis Uribe

Te puede interesar...

El reconocido Rubén Mustafá Osman, más conocido como el “Ruso”, a pesar de su ascendencia sirio-libanés, cuelga la fusta luego de 60 años de trayectoria profesional, con 19.824 carreras y 8.694 ganadas.

Los impactantes números no son estimaciones antojadizas. Son cifras reales que el jinete atesora en su memoria. Tan reales como que se despide de la actividad para cumplir una promesa que le hizo a su esposa, que falleció hace poco más de ocho años.

“Ocho años, tres meses y cuatro días”, contó con la misma exactitud semanas atrás desde su casa de Choele Choel, desde donde continúa ligado a la actividad como cuidador.

“Le dije que cuando llegara a los 72 años me retiraba y eso hago, aunque ella se fue primero”, manifestó con un hilo de voz. Y el domingo cumplió esa edad. La decisión la conocía su círculo más cercano, aunque ya se veía venir.

También llegó a los organizadores de un programa disputado el 14 de este mes en Las Coloradas, una localidad cercana a Junín de Los Andes, en la provincia de Neuquén, quienes lo convocaron para que corriera su última prueba allí.

No ganó, pero fue un homenaje con todas las letras.

La gente le demostró la misma admiración y respeto que generaba en aquellos momentos de gloria, cuando se decía señalando un caballo en la rotonda: “lo viene a correr el Ruso”, suficiente para significar que era cosa seria y merecía la chapa de candidato.

Osman recibió innumerables felicitaciones, apretones de manos y abrazos afectuosos, y le tomaron decenas de fotografías con gente del público y con sus propios colegas más jóvenes.

“Fue algo extraordinario. Nunca imaginé tanto reconocimiento”, sostuvo aún asombrado por la calidez encontrada en ese lugar distante.

Con orgullo, sostiene que su extensa campaña es un caso excepcional en la historia turfística nacional.

Por ejemplo, el gran Irineo Leguizamo corrió durante 57 años, según páginas de internet.

El debut en una “señalada”

El vínculo con los caballos lo adquirió desde chicos en Los Menucos, su pueblo natal situado en la Línea Sur rionegrina, evocó Osman. A su padre le gustaban las carreras, y esa pasión heredó y luego transformó en forma de vida.

Cuando tenía 12 años asistieron a un campo cercano donde se realizaba una “señalada” (tarea de identificar el ganado), en la que se combina trabajo con diversión. Así, entre otras atracciones que duraron dos días, se organizaron desafíos mano a mano, y alguien lo eligió para que montara su animal. Físico chiquito, venía al pelo.

Ganó esa prueba, y once más demostrando una admirable destreza. Ese fue el comienzo de su exitosa campaña que lo llevó a convertirse en uno de las mejores montas a lo largo de más de medio siglo.

Llevó una vida errante junto a los caballos, con los que recorrió studes de Ingeniero Jacobacci El Bolsón, Esquel, Viedma, Cardenal Cagliero, Stroeder y varias localidades del Alto Valle, enumeró.

Fueron tiempos de gloria, pero también de sacrificio, en los que no abundaban las comodidades para lo cotidiano, se sufría el clima hostil y no era extraño dormir junto al animal. "Todo era sacrificado. Vivir lejos del hogar...", dice remarcando algo doloroso.

Pero está muy satisfecho por la manera en que se manejó tanto en lo profesional como personal. “Hay que andar siempre por la derecha, porque si no, no te buscan y te quedás sin caballo”, resaltó, para aclarar que “Nunca me creí el mejor”, como para despejar dudas.

Mientras que en lo familiar también está conforme. “Crie a mis dos hijos con las carreras”, sostuvo.

Ruso-Osman-5.jpg

Rápido y frío

Rápido en la suelta y frío en la definición. Así lo definió un amigo cuando supo de su retiro. Son dos cualidades de piloto de cuadreras, en las que las pruebas son de 300, 400 metros o menos, y en un pestañeo se define un resultado.

Su presteza y astucia lo catapultaron a los primeros lugares, y ser escogido por los mejores cuidadores, los que suelen recibir a los caballos más veloces.

“Doña Pepa”, “Fugitivo”, “Marieta”, “Primitivo”, recuerda entre esos ejemplares. Esa categoría le permitió obtener éxitos memorables.

Como la vez que en el Martín Fierro de Cipolletti, que supo ser uno de los grandes clubes hípicos con multitudes en sus gradas y los mejores caballos, se adjudicó en siete pruebas, incluidos los tres clásicos.

“En esa época te encontrabas con grandes jockeys, Juan Zarrazabal, Rodolfo Enríquez, “Maní” Ramírez, el “Negro” Techera, Vicente Anrada, “Rulo” Pichimil, Héctor Calvente” (padre de Gustavo, reconocido jinete), subraya como para realizar la proeza.

Ruso-Osman-3.jpg

Riesgos de la profesión

Ir arriba de un caballo a toda furia, a una velocidad que puede superar los 60 km/h tiene sus riesgos. Y los accidentes en el turf, que llegan a ser fatales, no son extraños.

Osman recuerda dos. Uno fue cuando se inauguró el hipódromo de Neuquén. La comisión había comprado un lote de caballos en Buenos para vendieron en cuotas el día de la apertura, con una carrera incluida ese mismo día. Era una forma de promocionar.

Un conocido de Osman ganó un caballo, y se lo dio para que corra. Era una prueba larga, de más de 1.000 metros.

Largaron, y al salir de la recta opuesta el de Osman se había adelantado varios cuerpos. Al entrar a la recta final, Osman estira aún más la ventaja, pero su caballo inesperadamente se lesionó una pata y rodó, y varios de los que venían detrás le pasaron por arriba, provocándole heridas y lesiones que lo tuvieron cerca de cuatro meses inactivo.

Otra vez fue en Lamarque, en un clásico grande. Llovía a cántaros, y para desagotar la pista y dejarla en mejores condiciones habían pasado varias veces una motoniveladora, que dejó un montículo demasiad alto de tierra a un costado de la pista unos metros más allá del disco.

Sucedió que el animal que condujo Osman buscó atravesar el bordo, pero sus patas se enterraron, y rodó, dándole un golpazo al jockey, del que igual, se supo recuperar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario