El clima en Cipolletti

icon
26° Temp
35% Hum
LMCipolletti

El reconocimiento llega de los niños

En el marco del Día del Maestro, los docentes cuentan que sus alumnos los agasajan a diario con muchos gestos, que van desde una cartita hasta una demostración de afecto.

Los profesionales de la enseñanza de la Escuela Rural 45 rescataron sus experiencias.
 

Muchos de los colegios cipoleños pasaron la celebración del Día del Maestro para el viernes, sin embargo muchos de los docentes de la Escuela Rural 45 expresaron que los reconocimientos comenzaron ya hace algunas semanas por parte de sus alumnos. “Con notitas, con cartitas, hace más de una semana que nos empezaron a regalar. Ellos siempre con algo están presentes”, contó Mariela Farrel, una de las profesionales de la institución.
El establecimiento ubicado en Ruta Nacional Nº 151 y Cuatro Esquinas de Cipolletti, contiene a unos 160 chicos que viven en su mayoría en zonas rurales. La escuela desde el 2010 comenzó a ser de jornada extendida y los estudiantes pasan ocho horas junto a sus maestros, directivos y personales del lugar.
“Los chicos están muchas horas en la escuela, es decir que muchos de sus problemas se los solucionamos acá. Lo bueno es que el papá y la mamá confían en nosotros”, indicó Raúl Moyano, vicedirector del colegio.
Desde el año pasado Moyano es uno de los directivos del lugar, pero antes su trabajo estaba dentro de las aulas. Su llegada a la escuela fue en 1.999, y comparando con otras experiencias, cuenta que su labor en la escuela rural no la cambia por nada.
Los docentes, tienen una característica particular, podría señalarse como maternal o paternal, porque les cuesta hablar sobre sí mismos. Siempre sus experiencias están relacionadas a la de sus alumnos; su desarrollo laboral lo evalúan de acuerdo a la de los niños.
“Nosotros tenemos la gracia que estos chicos son especiales, son muy buenos, únicos. Generalmente no tienen problema de disciplinas, se portan muy bien. Siempre somos reconocidos cuando vamos a otros lugares, por su buena conducta”, señaló Moyano, uno de los docentes con más años en el lugar, junto a la maestra jardinera Paula Pérez, quien coincide en la satisfacción con el comportamiento de los estudiantes y además agrega que muchos de sus colegas que se fueron a trabajar a otras escuelas, siempre hablan que les gustaría volver.
La institución de jornada extendida funciona durante la tarde con talleres de diferentes temáticas. Farrel, es una de las profesoras de la tarde. Lleva 28 años dando clases de inglés en distintos colegios de la zona. En la escuela 45, comenzó hace seis años. Una de las cosas que destaca la docente de su trabajo es la capacidad de asombro que tienen los pequeños. “Es increíble como se adaptan a todas las propuestas que uno trae, a todas las actividades, hasta la más pequeña a la más grande ellos siempre participan”, añade.
Karen Mella, profesora de Literatura, es una de las docentes más jóvenes del lugar y está sumando sus primeras experiencias en la profesión. Explica que el vínculo con los chicos es muy particular, porque pasan muchas horas con ellos, desde enseñarles a almorzar y merendar con ellos. “Gracias a eso podemos conocer la realidad de los chicos y en base a eso ir transmitiéndole el contenido”.
Para hoy los docentes de la escuela rural no tenían programado una celebración en su día, porque sus pequeños alumnos, hace varias días, vienen haciéndoles saber lo especial que son para ellos.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario