El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
31% Hum
LMCipolletti

El pibe apuñalado en el Anai Mapu se debate entre la vida y la muerte

Su padre, César Navarro, contó que sigue en estado crítico y relató cómo fue el ataque en el que su hijo resultó malherido. Asegura que el agresor es un joven (17) problemático.

"Está luchando por su vida", dijo ayer César Navarro, el padre de Jonathan, el pibe cipoleño de 19 años que recibió una profunda puñalada en el estómago la madrugada del sábado, en el barrio Anai Mapu. Hasta ayer, permanecía internado en terapia intensiva del hospital local y recibía asistencia mecánica respiratoria, con un complejo cuadro de salud.

Muy consternado por la delicada situación en la que se encuentra su hijo, Navarro sigue el día a día los informes médicos que ofrecen los profesionales del Hospital Pedro Moguillansky, con la esperanza de que se recupere pronto, pese a los daños que causó la herida, a nivel de algunos órganos vitales como el páncreas.

Te puede interesar...

"Sigue crítico, con su pancita abierta", contó el hombre, y pidió la colaboración de la gente porque necesita diez dadores de sangre grupo cero positivo o cero negativo.

En diálogo con LM Cipolletti, recordó que el violento episodio comenzó el viernes por la noche, cuando el agresor, de 17 años, se acercó hasta su casa, ubicada en la calle Valcheta, para pedirle disculpas por la trompada que le había dado el día anterior.

"Cuando miré para atrás, este chico le pegó una puñalada en el estómago. Yo le pegué hasta dejarlo inconsciente, pero el que quedó mal fue mi hijo. Sigue crítico, con su pancita abierta". César Navarro. Padre de Jonathan, el pibe apuñalado en el Anai Mapu

"Llegó pidiendo disculpas, pero dijo que lo iba a matar igual. ¿Qué clase de disculpas son esas?", advirtió compungido el papá de Jonathan.

Su hijo iba llegando a la casa, mientras su señora atendía al menor y al encontrarse en el portón, comenzó una discusión que pudo parar Navarro cuando vio al agresor sacar un cuchillo. "Ahí me metí yo y se escapó", recordó.

Sin embargo, su huida no fue definitiva porque al rato volvió a la carga y con algunos amigos comenzaron a apedrear la casa de Navarro. Ellos repelieron la agresión con más piedras para hacerlos retroceder y en el cruce, Navarro y su hijo mayor, de 21 años, enfocados en el ataque, perdieron de vista a Jonathan.

"Cuando miré para atrás, este chico viene corriendo y le pega una puñalada en el estómago", relató Navarro, y prosiguió: "Y yo le pegué hasta dejarlo inconsciente, pero quedó mal mi hijo".

Jonathan fue trasladado por un vecino hasta el hospital local, donde permanece internado. En tanto, el otro menor, que debió ser asistido por los golpes recibidos, recuperó el alta y volvió al barrio.
Según Navarro, el agresor es un chico problemático en el vecindario, a quien su hijo sólo conoce de vista y con quien hasta el momento no había tenido problemas.

Desconoce los motivos de semejante ataque, pero aseguró que no fue por un problema entre grupos antagónicos. "Mi familia no es una banda", sostuvo. Y advirtió que luego de la golpiza que le propinó al agresor de su hijo y recuperó el alta médica, éste volvió al barrio "haciendo quilombo".
Algunos vecinos que lo conocen descargaron su bronca contra la familia del adolescente involucrado, y tras la puñalada que le asestó a Jonathan, le apedrearon la vivienda en la que vive junto a su familia.
Por el hecho, la familia Navarro radicó una denuncia que ya corre por la vía judicial.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario