El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
32% Hum
LMCipolletti

“El gran desafío es mirar hacia las fuerzas productivas rionegrinas"

El gobernador Alberto Weretilneck, consideró que este Gobierno debe ser considerado como “de transición hacia un nuevo proyecto de Estado”.

Cipolletti.- El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck aseguró que el gran desafío de su gestión será “mirar hacia las fuerzas productivas de la Provincia como generadoras del verdadero desarrollo”. Asimismo, consideró que este Gobierno debe ser considerado como “de transición hacia un nuevo proyecto de Estado”. Al referirse a la actualidad de su gestión, Weretilneck sostuvo que “estamos llevando adelante un fuerte trabajo para profundizar el control del gasto, reducir los gastos superfluos y la fuga de dinero para bajar el déficit, y así con más precisiones, poder ir definiendo las políticas regionales”.

“Estamos trabajando fuertemente para terminar de definir la política turística para la Zona Andina, la política de pesca, la de agricultura para los valles Inferior y Medio, y la referente a la fruticultura. Además, tenemos grandes expectativas por lo que significa la renegociación de los contratos petroleros y la nueva política minera provincial”, sostuvo. En este marco, el Mandatario Provincial aseguró que “sinceramente, estoy convencido que el gran desafío de este Gobierno no está hacia adentro del Estado, sino hacia las fuerzas productivas de la provincia”. “Río Negro es una provincia productiva por excelencia, con una fuerte actividad privada, y el desafío de este Gobierno es consolidar todo lo que es la actividad productiva porque es la que luego sostiene al Estado a través de los impuestos y la generación de empleo”, remarcó en declaraciones realizadas en Supercanal en Viedma.

Asimismo, Weretilneck aseguró que “se debe entender a este Gobierno como de transición, en primer término por los 28 años de gestión ininterrumpida del radicalismo, segundo por las circunstancias en las que me tocó gobernar. Estos cuatro años seguramente no serán de un Gobierno revolucionario, sino que dará origen a otra forma del Estado y a otro proyecto político provincial”. Respecto de los cuestionamientos del sector comercial de Viedma respecto de algunas decisiones del Gobierno, Weretilneck consideró que “la gran presencia e ingerencia del Estado en Viedma, hace que ésta sea una de las ciudades más castigadas por el déficit y la crisis estatal”. “Sin embargo, nos hacen responsables a nosotros de una deuda de la cual muchos se olvidan que viene desde muchos meses atrás en la gestión anterior. Creo que responsabilizar a un Gobierno por el cese de la cadena de pago que a diciembre ya estaba cortada cinco meses para atrás es algo injusto. No obstante, lo importante es que lo que hoy el Estado está negociando sea lo que se pague como corresponde en tiempo y forma”, añadió.

“El objetivo sigue siendo el mismo”

Por otra parte, Alberto Weretilneck consideró que “el hecho que tengamos estilos diferentes con el ex gobernador Carlos Soria no significa que hayamos cambiado la génesis del proyecto. Seguramente tenemos una impronta propia, distintos tiempos, distintos tonos, distintas formas, pero lo que no está en duda es el proceso de cambio, la lucha contra la corrupción, la presencia de un sistema judicial nuevo y más eficiente, la transparencia de los actos públicos, el proyecto de integración provincial, el desarrollo de las economías regionales y todas estas cosas que dijimos antes del 25 de septiembre y que formaron parte de la propuesta electoral”. “Hay estilos distintos, pero nadie puede confundirse que vamos a un Gobierno con mucho cambio, muy diferente al del Radicalismo, y que se está viendo ahora. Es muy injusto pretender comparar este proceso con lo que hubiera sido si estuviera Carlos Soria, porque no se sabe qué habría hecho él en las distintas circunstancias que me tocan enfrentar a mí. Es fácil tal vez hacer pronósticos y teorizar sobre el manejo del Estado, pero las cosas hay que hacerlas, tomando decisiones todos los días que tienen un impacto”, sostuvo.

El Gobernador consideró asimismo que “no obstante esto, hay sectores de la vida institucional de la Provincia que parece que extrañan al radicalismo. Se trata de ciertos sectores del empresariado y otros que aparentemente se sentían bien con el Estado deficitario y endeudado que había antes”. “Nosotros no somos antiempresarios, sino que se debe tener en cuenta que el Estado no puede seguir gastando como lo hacía antes, porque a causa de ello tenía 5.700 millones de pesos de deuda, que hasta que asumimos nosotros tenía un déficit de 50 millones de pesos por día, por lo que se sobreentiende que no se puede seguir con el mismo nivel de gastos que había antes”, agregó. Por otra parte, ante una consulta puntual respecto de la situación de los trabajadores públicos, Weretilneck sostuvo que “el empleado estatal está inmerso en un proceso de crisis como el que afronta todo el Estado Provincial, en el cual no hay dinero que alcance ni manera de salir del corsé de la deuda o el déficit que tenemos”. “Ahora bien, no hay manera de llevar adelante un Estado y un Gobierno exitoso si no es con el acompañamiento, la mística y la colaboración del empleado público, de los médicos, los policías, los docentes, los administrativos. Quienes trabajan, tienen compromiso con el Estado y la sociedad, son aquellos que vamos a proteger y contemplar, en cambio va a tener inconvenientes aquel que no cumple con estos requisitos”, remarcó.

No obstante, el Mandatario recalcó que “el Estado no puede ser una bolsa de trabajo ni estar para bajar los índices de desocupación. No hay que quedarse con el concepto que el Estado lo resuelve todo”. Agregó que “en este marco, en Viedma debemos generar todo un proceso productivo al margen de lo que es el Estado, para que no sea tan dependiente económicamente y que la única expectativa del viedmense sea trabajar en el Gobierno. Debemos tener a la finalización de nuestro mandato para que el viedmense vea que hay otras alternativas”.

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Dejá tu comentario