El clima en Cipolletti

icon
30° Temp
15% Hum
LMCipolletti crimen

El doble crimen de Cipolletti que podría prescribir

Este mes se cumplen ocho años del asesinato de Estela Morales y su papá en el barrio Del Trabajo.

En las próximas semanas se cumplirán 8 años del doble crimen que conmovió a los vecinos del barrio Del Trabajo de Cipolletti. Una o más personas habrían sorprendido a Estela Morales, de 54 años, y su papá Vicente, y los asesinaron a golpes. Nunca se determinaron los motivos y menos hubo detenidos. Los últimos movimientos en la causa penal se remontan a 2016, cuando hubo un ofrecimiento de recompensa para posibles testigos.

Al igual que otros hechos ocurridos en la ciudad, las causas de los homicidios de los Morales van camino de la prescripción y la impunidad. De acuerdo con fuentes judiciales, las acciones más cercanas que buscaron revivir la investigación acontecieron hace ya varios años y, luego, el trabajo realizado por fiscales, jueces y la Policía provincial quedó archivado

Te puede interesar...

Esta fue una de las tantas investigaciones que recayó en los viejos juzgados de Instrucción de la Cuarta Circunscripción. El doble crimen ocurrió el 24 de septiembre de 2012, en un domicilio ubicado sobre calle Juan José Paso al 100. Se estima que las víctimas fueron asesinadas entre las 19 y las 22 de ese día, y la Policía inició su trabajo investigativo sobre el cierre del 24 de septiembre, bajo la atenta mirada de los estupefactos vecinos.

Los cuerpos de las víctimas fueron hallados en distintas habitaciones, con signos de múltiples golpes provocados con algún objeto contundente. Los peritos deslizaron que Vicente Morales, de 83 años, habría sido la primera persona asesinada y, después, su hija. En las habitaciones habían quedado restos de sangre en distintos puntos.

Mientras que en un primer momento los investigadores apuntaron a la hipótesis de un presunto robo seguido de muerte, no hubo elementos que confirmen esa sospecha y tanto fiscales como jueces quedaron empantanados, sin saber para dónde apuntar.

En cuanto a los únicos sospechosos, se indicó a un albañil que había trabajado en el lugar donde se cometió el crimen, pero rápidamente quedó descartada esa posibilidad. Tampoco se encontraron elementos que vincularan al novio de la hija de Estela Morales, otra de las pistas frustradas que siguieron los funcionarios judiciales.

Sin pruebas determinantes

A pesar de un reclamo de pruebas de ADN a manchas de sangre encontradas en un palo, todo fue infructuoso y no surgieron elementos de importancia para comprobar lo sucedido en la propiedad de calle Juan José Paso.

La hija de Estela Morales se constituyó en querellante particular e hizo varios reclamos de justicia, pero no obtuvo respuestas concretas

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario