El clima en Cipolletti

icon
Temp
71% Hum
LMCipolletti

El crimen de Ortiz, otro caso camino a la impunidad

A 9 años del asesinato del joven, la familia no tiene respuestas y no hay condenados por el hecho.

"Es horrible no tener a tu hijo y caminar por Cipolletti y ver "una parte del asesino caminando", dijo su mamá.
 
En marzo de 2001 el nombre de Jorge Luís Ortiz se sumaba a la lista de víctimas de homicidios en la ciudad. Y, para tristeza de su familia y los cipoleños, a nueve años del hecho sigue estando en la nómina de casos impunes en los que las familias perdieron a un ser querido sin que la Justicia logre brindar respuestas ni imponer sanciones.
"No pasó más nada. Está todo igual. Es horrible no tener a tu hijo y caminar por Cipolletti y ver una parte del asesino de mi hijo, sin saber quién fue el otro", expresó Ana Silva, madre de Jorge y miembro de Familiares del Dolor.
Ortiz murió tras algunos días de agonía luego de ser atacado por al menos dos personas en el predio de la ex estación del Ferrocarril, en Cipolletti. Testigos ubicaron a quien era su novia en la escena y en un primer juicio hubo una sentencia de cinco años de prisión, luego anulada.
La familia Ortiz esperó, en vano que la joven diera a conocer el nombre de la otra persona que participó del ataque. Tampoco la Justicia fue capaz de obtener un nombre y aplicar el castigo correspondiente. Pero como en otros casos de resultado judicial insuficiente, hubo dos procesos judiciales.
En el primero, hubo varias dilaciones por presentaciones de la defensa y, en el segundo juicio previsto, suspensiones por otras cuestiones. Además, como la imputada era menor de edad al momento del hecho la familia no pudo ser querellante. Este punto se repite en otros casos de Familiares del Dolor y motivaría la presentación de un proyecto legislativo para que el Estado brinde a los familiares de la víctima la posibilidad de ser parte del proceso.
Silva lamentó "no saber si camina al lado tuyo un asesino, otro más suelto en la ciudad".
Como el caso Ortiz se produjo antes de la creación de la Cuarta Circunscripción, la causa se encuentra en Roca y "hay que viajar porque si no, no tocas puertas y no tenés noticias. Es un caso más para ellos y va camino a la impunidad. Veo que los señores que aplican la Justicia no se mueven", aseguró la referente local de la agrupación Familiares del Dolor, que en muchos casos comparten con Silva el desenlace que hasta el momento tuvo la investigación: ningún responsable y una duda permanente que se suma al dolor irreparable de la pérdida, por un hecho violento, de un ser querido.

Dejá tu comentario