El Albinegro perdió la chance de repatriar a Opazo

En la búsqueda de continuidad deportiva, el delantero neuquino hizo saber su deseo de volver hasta la finalización de la temporada, pero reglamentariamente ya no es posible.

Relegado en San Martín de San Juan, el centro delantero neuquino Daniel “Mono” Opazo se comunicó con la dirigencia de Cipolletti para ponerse a disposición.

Sin embargo, como el club ya inscribió a los dos cupos permitidos por reglamento en el receso del Federal A, Nicolás Hours y Eduardo Scassera, se quedó sin chances legales para decirle que sí al ex 9 de la institución.

Te puede interesar...

El Monito emigró desde el club a Newell’s Old Boys, tuvo su bautismo de fuego con la camiseta de la Lepra en primera división, pero luego fue prestado a la institución cuyana, donde tampoco encontró continuidad.

Buscando eso y estar cerca de casa para tomar impulso, el neuquino creyó un buen momento sumarse para dar una mano en la reválida.

Como reglamentariamente a la dirigencia se le iba a hacer imposible, no fue una opción que provocara negociaciones, por lo que ni siquiera llegó a entablarse diálogo con los rosarinos para lograr un préstamo hasta la finalización de la temporada en el ascenso.

Por la lesión de Luciano Loncomán (rotura de ligamentos en la rodilla), Cipolletti había quedado habilitado para incorporar a un tercer refuerzo, variante que se perdió al vencerse el plazo correspondiente para hacerlo. Es por eso que ni siquiera hubo chances de iniciar nada con el futbolista.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario