DVN: reconstruirán la casa destrozada por vándalos

Dos abuelos fueron las víctimas del inescrupuloso acto delictivo.

La solidaridad mueve montañas y, en el Distrito Vecinal Noreste, reúne a los vecinos en pos de la reconstrucción de una casa prefabricada que ladrones destrozaron el fin de semana para sacar a mazazos una puerta y dos ventanas. Allí vivirán un abuelo y su hija Cristina, justo al lado de otra propiedad que será ocupada por la abuela Margarita. Son dos casitas, de la cooperativa La Unión del Sur, camino a El 30.

El domingo, los vecinos del lugar se percataron del robo y comenzaron a organizarse para ayudar a los damnificados. Tan es así que el sábado reconstruirán la fachada de la propiedad destrozada. Mientras tanto, la abuela Margarita pasa todas las noches en la casa que quedó ilesa para evitar que los ladrones vuelvan a irrumpir.

Raúl Aliaga, uno de los vecinos que colabora y que preside la cooperativa Nueva Esperanza, le hizo la instalación eléctrica para que no pase las noches a oscuras, pero aún así teme que algo le pueda ocurrir a la abuela porque los delincuentes acechan con frecuencia y no hay seguridad que contrarreste la situación de desamparo que están viviendo.

“Este sábado nos queremos juntar para arreglar el frente de la vivienda que rompieron y colaborar también con la otra abuela, Margarita, que está yendo todas las noches a cuidar las casitas”, comentó Aliaga.

Por fortuna, las redes sociales viralizaron el hecho en pocas horas y mucha gente se sumó a la cruzada solidaria. Incluso lo hizo el dueño de una fábrica de aberturas -Alumia- que se comprometió a reparar las ventanas que los ladrones no pudieron llevarse. Ahora, necesitan conseguir una puerta que abra hacia la izquierda.

Como las casas son prefabricadas, tanto la que destrozaron como la que no sufrió daños, necesitan aprovisionarse de las instalaciones básicas, revestimiento, cerámicos y otros materiales para terminar los interiores y exteriores. “Caños de termofusión para agua, cemento, arena, azulejos. Las casas están instaladas, pero peladas por dentro”, resumió Aliaga.

Los vecinos comenzarán por reconstruir la fachada que los desalmados delincuentes destrozaron, para lo cual requieren de pequeñas tablas de madera (de 2x2 pulgadas, y 2x1 pulgadas), placas cementicias y también de aglomerado.

Vecinos de distintos puntos de la ciudad se acercaron para ayudar a reparar los destrozos ocasionados en la vivienda prefabricada.

Zona liberada para el delito

Los vecinos aseguran que los hechos de inseguridad son moneda corriente en el DVN. “De este lado, estamos bastante solos y desamparados”, expresó Raúl Aliaga, y agregó: “Nosotros dependemos de la Comisaría 45 y tiene un solo patrullero para recorrer todo el radio de cobertura”. Marcela Espinoza, la presidenta de la cooperativa La Unión del Sur, es otra de las vecinas que colabora en la causa de los abuelos y también se sumó al reclamo de seguridad: “La vez pasada se robaron un tanque de agua a plena luz del día. Los robos son constantes”.

En el lugar hay un destacamento, ubicado en inmediaciones de las 206 Viviendas. Sin embargo, no pueden hacer mucho porque tiene un solo policía por turno.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario