Dos talentos albinegros ficharon para Gimnasia

Agustín Lima y Oscar González vivirán desde el 2020 en La Plata.

Agustín Lima y Oscar González, con 13 años, ya están en la pensión de Gimnasia y Esgrima de La Plata, aunque por ahora será por unos días. El próximo año, el delantero y el enganche cambiarán la camiseta del Club Cipolletti por la del Lobo.

Los compañeros en la novena división del Albinegro tienen historias muy diferentes con un desenlace en común.

Te puede interesar...

Oscar desde los 8 años viaja a La Plata tres veces por año a entrenar y jugar. El resto de la temporada la hace en Cipo.

Su primer contacto con el Lobo fue a los 8 años, cuando viajó a conocer la ciudad y en una visita al club platense lo invitaron a jugar y enseguida llamó la atención. Su familia lo acompaña y apoya desde ese momento, y con el paso de los años llegó el momento de que la estadía sea permanente.

“Cuando tenía 8 años recién cumplidos lo vieron jugar y lo ficharon para AFA. Y ahí empezó todo, desde que es chiquito, tres veces por año va a La Plata. Ya sabíamos que se iba a dar, nos estábamos preparando para este momento”, contó su mamá, Gloria Manríquez.

Oscar es enganche, les gusta ver los movimientos de Leonel Messi y Eden Hazard y ayer, desde la pensión de Gimnasia, contó sus sensaciones. “Estoy contento, es una experiencia muy linda porque voy a compartir la pensión con un amigo y también la cancha”, señaló el futbolista de 13 años, quien cursa primer año en el CEM 17 de Cipolletti.

Desde el próximo año seguirá estudiando y jugando en La Plata. “Sabía que tenía que vivir acá para crecer, ya lo tenía planeado”, resaltó Oscar, quien a través de un convenio seguirá jugando en Cipolletti lo que resta de la temporada.

jugadores cipolletti gimnasia 01.jpg

“Cipolletti me ha dejado mucho, el compañerismo, la humildad, todo”, dijo.

La historia de Agustín, por su parte, comenzó hace dos semanas cuando Gimnasia arribó a La Visera para jugar un amistoso con Cipolletti.

“Se dio por el partido amistoso que tuvimos en Cipolletti. Tuvimos un partido muy bueno y me llamaron. Con mucho esfuerzo todo el año, se dio”, contó el delantero, de buen porte físico, quien también cursa primer año del secundario en el colegio Umbrales.

Desde los 11 años juega en Cipolletti, antes conformó la escuelita de fútbol de Círculo Italiano.

“No me lo esperaba tan rápido, pero soñaba con esto”, indicó el joven, quien admira a Cristiano Ronaldo.

A diferencia de Oscar, lo de Julián se dio en un par de semanas. “Se le va a ser difícil a mi mamá y a mi papá, pero lo toman como una experiencia muy hermosa para mí”, contó el goleador.

Durante esta semana, ambos se quedaron en la pensión para comenzar con la adaptación. “Es una experiencia muy linda, en la pensión nos trataron muy bien, ahora a esperar a fin de año, cuando nos volvamos a vivir acá”, manifestó Agustín.

El profesor y coordinador de las divisiones formativas de Cipo, Gerardo Salorio, viajó a La Plata para visitarlos y saber cómo estaban los dos jugadores del semillero albinegro. “Vino a ver cómo estaban, se preocupó todo el tiempo”, contó Gloria.

cipo-p08.jpg

--> El vínculo con el Lobo comenzó a los 8 años

Sin buscarlo, Oscar González comenzó a vestir la casaca de Gimnasia, a los 8 años recién cumplidos. Fue en un viaje junto a su mamá, lo invitaron a jugar, le dieron una pelota e hizo desastre. Enseguida, lo quisieron fichar.

“Siempre su carrera la dejamos en manos de Dios, se fueron abriendo las puertas, se dio que Agustín pueda estar con él, en la pensión lo tratan muy bien, todo eso me da una tranquilidad”, destacó su mamá, Gloria Manriquez.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario